No cabe duda que aún hay en el mundo personas de buen corazón que se preocupan por todos los seres vivos, tal es el caso de Albert Beigbeder, quien dirige una protectora de animales llamada Aria Rescate 

El hombre de 48 años viajó 5km de ida y vuelta desde España, hasta la frontera entre Ucrania y Polonia, lugar donde rescató a poco más de 30 perros, y dos madres con tres hijas que buscaban llegar a Girona, España con sus familiares. Los maridos de ambas mujeres tuvieron que quedarse en Ucrania para defender el país y porque el gobierno ucraniano les prohíbe salir. 

"La idea de ir a buscar perros que estaban en las protectoras ucranianas nació de distintas entidades animalistas de Málaga (sur), que informaron a Aria Rescate de la opción de viajar a la frontera con una furgoneta con nueve plazas para personas habilitada para el transporte de una cuarentena de animales domésticos", señaló Beigbeder a la agencia EFE.  

Albert comenta que el trayecto fue de dos días de ida y dos de vuelta, un poco pesado y tuvieron que asumir muchos riesgos para llegar a su destino, sin embargo, a pesar de las dificultades a las que se enfrentaron lograron llevar a cabo el rescate.  

Una vez llegaron a Medyka, esperaban recoger a perros de la protectora polaca, pero les avisaron de las dificultades de llevarlo a cabo, puesto que los perros deberían pasar un período largo de cuarentena. Cuando recibieron la noticia -que, en parte, ya esperaban- movieron hilos para contactar con ucranianos que quisieran sacar a sus perros del país, y una chica con cuatro perros paralíticos y diversos gatos fue la primera en pedir ayuda. "El viaje de vuelta con los animales también fue complejo, porque uno de ellos, al tener la movilidad afectada, necesitaba que le provocaran la orina apretándole la vejiga, y otro tenía problemas para controlar las heces", dijo el presidente de Aria Rescate.  

 

En cuanto llegaron a España, entregaron a los animales con discapacidad a una protectora especializada en perros con parálisis llamada 'Bichos Raros', aunque para cumplir con los protocolos sanitarios deben pasar más de un mes en cuarentena, porque en Ucrania la rabia canina está muy extendida. Cuando terminen la cuarentena, los perros pasarán por un proceso de analíticas y vacunaciones que aseguren su bienestar sanitario, y más tarde la protectora intentará darlos en adopción.  

La asociación Aria Rescate, se fundó con el objetivo de rescatar a perros que no se dejan agarrar fácilmente y viven durante meses en la calle. La asociación usa la herramienta online Teaming, a través de la cual recibe micro donaciones de un dólar al mes por socio para sostener el proyecto. Actualmente, cuentan con 270 'teamers' y más de 16 mil dólares recaudados desde su fundación.  


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado