Esta mañana un hombre de 72 años de edad decidió terminar con su vida disparándose con un revólver calibre .38 marca Taurus en la cabeza.

 

Su cuerpo quedó recargado en un árbol y a un lado se localizó una carta póstuma donde mencionaba los motivos de su muerte.

Los hechos fueron registrados en el “Jardín la Pera” sin número, ubicado en el Eje Central y Lerdo en la colonia Unidad Habitacional Nonoalco Tlatelolco, al llegar la policía acordono la zona.

Minutos más tarde se presentó la señora María Concepción Del Socorro Navarro Sevilla de 66 años, esposa de la víctima, quien identificó el cuerpo.

La carta póstuma que se localizó en el lugar de los hechos señala:

“Les pido una disculpa por suicidarme junto a la Estación de Policía, pero quise hacerlo cerca de sus cámaras para que no se culpe a nadie de mi muerte, para que entreguen pronto mi cuerpo a mi mujer y para que me dispensen la autopsia, si eso fuera posible.

Me suicido por el rápido deterioro que estoy teniendo en mi salud mental, ya que estoy empezando a perder la memoria y no quiero vivir con Alzheimer.  

Por favor les pido que alguien de ustedes le avise lo antes posible a mi mujer, para que ella, o la funeraria que ella contrate, que seguramente será la que está en Flores Magón, reclame mi cuerpo y le dé cremación o sepultura.

Mi dirección es Edificio Sinaloa, entrada D, departamento 213 Unidad habitacional Tlatelolco (atrás del teatro Isabela Corona)

Mi mujer se llama María Concepción del Socorro Navarro Sevilla. Aquí dejo varias copias de este documento para que le entreguen una a mi esposa.

Perdón por este mal rato pero ya ven que en este país la ley no contempla la muerte asistida.

Les doy las gracias a todas las autoridades por la orientación que le puedan dar a mi mujer para que reclame mi cuerpo, porque en este caso no tiene a nadie que le pueda brindar apoyo.

Atenta y respetuosamente

Agustín M.”.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...