El español, identificado como «señor P», fue el paciente más longevo en recuperarse del coronavirus. Su historia ha entregado esperanza a millones de personas que ahora ven que la enfermedad puede ser vencida.

La pandemia mundial causada pro el brote de coronavirus ha afectado al vida de millones de personas en todo el planeta. 

Cientos de miles de infectados, miles de muertos, cuarentenas de países completos, desabastecimiento e histeria colectiva son sólo algunas de las graves consecuencias de esta nueva enfermedad.

Pero si bien la gran mayoría del planeta se ha visto afectado por este virus, existe un vulnerable grupo que ha sufrido más que el resto debido a que son el objetivo favorito del coronavirus: los ancianos.

Muchas personas intentan calmar a la población general afirmando que esta nueva enfermedad no es más que una gripe, una influenza que hasta ahora no tiene vacuna y que sólo afecta gravemente a los más débiles, siendo estos los ancianos y las personas con complicaciones previas como la diabetes.

Esto, si bien parece ser efectivo en clamar a la mayoría de la población, sólo asusta y afecta aún más a los adultos de la tercera edad que ven cómo las personas que deberían ayudar a cuidarlas se están consolando a si mismas afirmando que el virus no los matará, que sólo le quita la vida a los abuelitos.

Pero ser los más afectados no significa ser presas fáciles para el coronavirus: ellos no se rendirán y lucharán contra la nueva enfermedad con toda la fuerza que tienen. Como siempre, los abuelitos nos enseñan con su ejemplo y este caso lo demuestra.

La alcaldesa de la ciudad italiana de Rimini, Gloria Risi, confirmó este lunes que un residente español de 101 años fue dado de alta del hospital después de recuperarse de COVID-19.

Este anciano nació en 1919, el mismo período de la gripe española, la pandemia que mató a aproximadamente 30 a 50 millones de personas en todo el mundo. Creció entre la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial y ahora resultó ser el paciente más viejo en recuperarse del coronavirus en Italia.

El anciano, identificado solo como «Sr. P.», fue ingresado la semana pasada en un hospital luego de que le dieron positivo por la pandemia que el mundo padece actualmente y fue dado de alta el jueves, reportó el portal de noticias Science Times.

El caso, según la alcaldesa es «verdaderamente extraordinario»: «tal recuperación de un hombre de más de cien años da esperanza para el futuro. Incluso a los 101 años, el futuro no está escrito».

Esta pandemia provocada por el cornavirus no es nada nuevo para el Sr. P. Como se mencionó, el abuelito nació en 1919, el mismo período en que la pandemia de gripe española de 1918 estaba infligiendo su ciudad. Durante ese tiempo, dicha pandemia tomó un número aproximado de «600,000 italianos», pero este hombre logró vencerla. 

El coronavirus está causando la muerte de miles de personas en Italia, España y otros países de Europa. Justo cuando la población empieza a perder la esperanza de ganarle a esta enfermedad, el caso de este anciano nos recuerda que la fortaleza del ser humano, sin importar la edad, no tiene límites.

Tras su recuperación, el sobreviviente de la gripe española y la Segunda Guerra Mundial fue dado de alta del hospital. La familia del Sr. P lo llevó a su casa la noche siguiente, como se mencionó, para enseñar a todos una lección:  incluso a más de cien años, el futuro «aún no se ha escrito».