Derivado de las investigaciones realizadas tras el hallazgo de dos cuerpos, hombre y mujer, en la calle Olmecas de la colonia Cerritos García de Cuernavaca, se supo que el presunto victimario de la pareja habría sido el propio hijo, un estudiante de preparatoria de 16 años, quien cometió el crimen como un reto para entrar a un grupo de la delincuencia organizada.

Como se recordará, la mañana de ayer, dos cuerpos fueron hallados en esa colonia en bolsas negras, presentando heridas de arma blanca.

Las víctimas, de nombres Alejandro "N" y Martha "N", quienes se dedicaban a la contabilidad, habrían sido reportadas como desaparecidas ante la Fiscalía, según familiares de los ahora occisos.

 

 

Fue tras el hallazgo ocurrido ayer, que los familiares se dirigieron a la vivienda de las víctimas, descubriendo rastros de sangre, por lo que de inmediato se trasladaron al Servicio Médico Forense y reconocieron los cadáveres.

Posteriormente, las autoridades mandaron llamar al hijo, y al ser interrogado, cayó en contradicciones, por lo que confesó que junto con otro amigo, conocieron a un taxista, quien les dijo que podían trabajar para un grupo de la delincuencia organizada, pero que como reto deberían asesinar a dos personas.

Al final, el estudiante confesó haber cometido el crimen, por lo que el menor se encuentra detenido, junto con su amigo, para las investigaciones correspondientes.