compartir en:

La hemofilia es una enfermedad poco frecuente que impide la buena coagulación de la sangre. En Morelos se atienden a 150 niños con este padecimiento.
Cada año, el 17 de abril se conmemora el Día de la Hemofilia para crear conciencia sobre este trastorno de coagulación que, por no ser frecuente, se conoce poco sobre este padecimiento.
María Rita Ríos González, jefa del Centro Estatal de Transfusión Sanguínea, informó que la hemofilia es una enfermedad asociada a problemas de la coagulación por la falla de alguno de los tres factores que intervienen en el proceso.
Explicó que en este padecimiento, la mujer es la portadora y el hombre es el sintomático, se adquiere por herencia y se detecta cuando se presenta un sangrado prolongado y espontáneo.
“Su aparición no se presenta en una edad en específico puede ser desde el nacimiento, cuando van a la escuela o en la edad adulta. En Morelos hay pacientes adultos y niños con esta enfermedad y son alrededor de 150 casos de menores de edad lo que están bajo tratamiento”, dijo la especialista.
Detalló que la manifestación clínica más frecuente es el sangrado intra-articular que afecta las articulaciones como rodilla, codo o tobillo, si los sangrados son frecuentes puede ocasionar deformidades y atrofia muscular.
“Las personas con hemofilia deben ser muy cuidadosas porque con un simple golpe pueden presentar sangrados importantes y, al tener dificultad en la coagulación, pueden desangrarse y morir”, enfatizó la jefa del Centro Estatal de Transfusión Sanguínea.

Detección

El diagnóstico del tipo de hemofilia y su nivel de gravedad se hace mediante la historia clínica y un análisis de sangre para la medición en el laboratorio, a través de pruebas especiales de coagulación, de los grados de los diferentes factores.

Tipos de hemofilia

La coagulación:
Los factores de coagulación son un grupo de proteínas reponsables de activar este proceso. Hay identificados 13 factores (I,II,III..., XIII. El factor IV no ha sido asignado). Los factores de coagulación actúan en cascada; es decir, uno activa al siguiente: 
Si se tiene hemofilia, no se produce la coagulación o se retrasa mucho. Cuando hay carencia o déficit de algún factor de coagulación, la sangre tarda más tiempo en formar el coágulo y, aunque se forme, no es consistente, por lo tanto, no se forma un buen tapón para detener la hemorragia.

Transmisión de la hemofilia

La hemofilia A y la hemofilia B son de herencia gonósómica (sexual, ligada al cromosoma X). El gen de la hemofilia lo lleva el cromosoma X. Los genes se encuentran en los cromosomas. Dos de estos cromosomas (llamados X - Y) determinan el sexo de una persona.  Las mujeres nacen con dos cromosomas X. Los varones nacen con un cromosoma X y uno Y.  

Por: Marcela García
[email protected]

Diseño: Fernando Patricio