México.- El español Miguel González “Míchel”, técnico de Pumas, confió que la gente entenderá que no sirve de nada insultar a jugadores con gritos discriminatorios, ya que es algo que puede afectar al futbol mexicano.

Hace algunas semanas el presidente de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), Yon de Luisa, explicó que existe un plan para terminar con esta situación, dado el endurecimiento que hay en los castigos en el nuevo Código Disciplinario de la FIFA, sobre todo porque la selección mexicana ha recibido 14 multas económicas por esta situación.

Manifestó que personalmente “en España ha pasado mucho y no creo que el futbol sea homofóbico o racista, los gritos que se dan en el futbol afortunadamente están desapareciendo”.

“Yo he sufrido en mi país durante mucho tiempo, era divertido, gracioso ir al estadio a gritarme maricón, es algo que afortunadamente ya no sucede”, apuntó el ex de Real Madrid.

Por otra parte, de cara al duelo de hoy frente al San Luis dentro de la Copa MX, destacó que su objetivo es salir con el triunfo para seguir en este certamen.