Cómo balde de agua cayó a restauranteros y comerciantes el anuncio de las autoridades sobre la aplicación de la Ley Seca este fin de semana (sábado y domingo) por la Consulta Popular que llevará a cabo el Instituto Nacional Electoral (INE), el domingo. 

La primera en manifestar su inconformidad fue la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Griselda Hurtado, quien consideró un despropósito de las autoridades, que en lugar de alentar las ventas, las frena. 

En especial, cuando se están viviendo los últimos días del periodo de vacaciones de verano; “no lo esperábamos y sin duda esto no ayudará a mantener la expectativa de una mejora en las ventas”, declaró la representante, en tono de molestia. 

Comentó que el ejercicio democrático del próximo domingo es sólo una consulta popular y no un proceso de elecciones para elegir a autoridades "por lo que no existe razón para prohibir venta de bebidas alcohólicas". 

Por ello, llamó a las autoridades del estado y municipios que eviten la aplicación de esta medida de restringir la venta de bebidas alcohólicas por consulta popular. 

El representante del sector comercio, Rodrigo López Laguardia, dijo que, de entrada, persiste la duda de si es necesario que se consulte la aplicación de la ley y, por lo mismo, puso en duda la participación de los ciudadanos en la consulta. 

“Es una votación que no tiene interés de la ciudadanía, que no va a generar impacto, y lo que sí se espera, con la Ley Seca, es que haya un nuevo freno a la economía”, lamentó. 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado