Cuernavaca, MORELOS.- Seis familias que tendrían que desalojar sus viviendas ante el derrumbe de una barranca en San Antón ocurrido el pasado viernes, siguen habitando sus casas ya que no cuentan con ningún apoyo de las autoridades al no tener donde refugiarse.

Ayer por la mañana, Personal de Protección Civil estatal y municipal así como del colegio de Arquitectos e Ingenieros del Estado de Morelos, acudieron a la barranca del puente 2000 de la referida colonia a inspeccionar la zona para determinar los futuros riesgos por el colpaso de un paredón, la tarde del viernes.

Héctor Rosas y Pablo Torres, integrantes del colegio de Arquitectos e Ingenieros, dictaminaron que los derrumbes continuarán ya que existe una falla en la tierra que podría extenderse poco a poco con el paso de los años pero la estructura del puente 2000 no corre ningún riesgo, sin embargo, seguirán haciendo estudios.

Reina Mejia, es quien se ha visto mas afectada por deslave ya que su casa esta construída en la orilla de la barranca pero no ha podido abandonar su vivienda ya que no tiene a donde ir y las autoridades municipales no le han brindado apoyo.

“Pues solo vi que vinieron los de Protección Civil y estuvieron en la barranca pero no nos dijeron nada, solo me preguntaron si ya había quitado mi tinaco. Yo me iré hasta el domingo porque no he encontrado a donde irme con mis cuatro hijos y el Ayuntamiento no nos ha ayudado” dijo la señora Reina. 

Habitantes. Aseguran que el municipio sólo les pidió que se salieran pero no les brindó albergue o alguna otra opción.

Por: Miguel López Morales / localdiariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado