compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- La coordinación del grupo parlamentario del PAN solicitó información para saber si Héctor Guerrero Martínez violenta los estatutos al ocupar paralelamente la dirigencia del partido en Cuernavaca y un cargo en el Ayuntamiento.
El coordinador, Carlos Alaníz Romero, dijo que, de igual manera, deben aclararse los acuerdos políticos por los que Guerrero Martínez y sus familiares se hicieron de plazas en el gobierno municipal, en caso de que esta hubiera sido la vía.
De botepronto, el panista dijo que hasta donde sabe, no se contraponen las dos actividades que Héctor Guerrero desempeña; sin embargo, agregó que ante la duda, ya solicitó esa información a la dirigencia estatal del albiazul.
Precisó que también deberá aclararse que la doble función de Héctor Guerrero no interfiere con la representación política que tiene del partido en la capital.
“Eso es algo que hay que revisar; es algo que ya solicitamos y estamos a la espera de la información y que el presidente (del partido en Cuernavaca) también lo informe, y diga que es lo que más le conviene”, si trabajar para el partido o para el gobierno de la ciudad, señaló Alaníz Romero.
El diputado también dijo que ya solicitó una reunión con los regidores del PAN en el Cabildo capitalino para saber si el dirigente municipal y sus familiares obtuvieron las plazas mediante acuerdos políticos y de qué tipo, en caso de que así haya ocurrido.
Finalmente, al margen de la información que dijo haber solicitado, Carlos Alaníz opinó que el más indicado para explicar estas contrataciones es el alcalde de Cuernavaca.
Fuentes internas del grupo parlamentario deslizaron la posibilidad de que el acuerdo de Héctor Guerrero haya sido directamente con Cuauhtémoc Blanco, tras el resultado de la elección en la que el candidato albiazul, Luis Miguel Ramírez Romero, quedó en tercer sitio.

"Es algo que ya solicitamos y estamos a la espera de la información y que el presidente también lo informe, y diga que es lo que más le conviene”. Carlos Alaníz,  diputado

Por:  ANTONIETA SÁNCHEZ  /  [email protected]