CUERNAVACA, MORELOS.- El diputado federal Javier Bolaños agradeció la labor altruista que la unidad móvil médica de la Iglesia de Jesucristo de Santos de los Últimos Días llevó a cabo en Morelos tras el sismo, y que ayer llegó a su fin, para trasladarse a Oaxaca.
La institución religiosa envió a la entidad, un mes después del temblor del 19 de septiembre, quirófanos móviles en los que se realizaron 700 cirugías, completamente gratuitas.
El servicio fue prestado a través de una carpa médica que fue instalada en las instalaciones del Hospital General José G. Parres, que ayer fue levantada.
Bolaños Aguilar realizó un último recorrido por sus instalaciones y las del hospital, en compañía del representante de la Iglesia, Arnulfo Valenzuela.
El también precandidato del PAN al gobierno de Cuernavaca, lamentó que ninguna autoridad estatal haya estado presente en el agradecimiento y despedida de los quirófanos.
Las unidades móviles, serán trasladadas ahora al estado de Oaxaca para apoyar a los afectados también por los sismos, que hasta ahora se han seguido registrando continuamente.
El diputado federal fue un importante factor de ayuda para que la “Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días” pudiera ingresar al país los quirófanos, y de esa manera pudieran llegar a hasta la capital morelense.
Javier Bolaños Aguilar  anticipó que personalmente, seguirá tocando puertas en instituciones para que en las siguientes semanas en Cuernavaca, se puedan realizar cirugías de paladar hendido y labio leporino.

Por: Antonieta Sánchez
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA: