Autoridades de salud en Brasil, Anvisa, informaron la tarde de este miércoles el fallecimiento de un voluntario sometido a pruebas para el desarrollo de la vacuna contra el virus Covid-19. El aviso detalló que los ensayos desarrollados por la empresa farmacéutica AstraZeneca en colaboración con la Universidad de Oxford continuarán pese al lamentable deceso. 

En otro documento, la Universidad Federal de Sao Paulo, institución que ayuda a coordinar dichos análisis con avance en Fase 3, afirmó que el voluntario era de origen brasileño. Hasta el momento se desconocen los detalles de los acontecimientos, ya que existe un acuerdo de confidencialidad médica con los especialistas involucrados.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria precisó que fueron notificados de la muerte el pasado 19 de octubre, no obstante, las observaciones sobre el efecto de la preparación médica continuarán evaluándose. Anvisa tampoco expresó si al voluntario se le administró un placebo o la vacuna, sin embargo, varios medios locales aseguran que fue el primero.

A partir de este caso, la Universidad de Oxford subrayó que se encargará de analizar la situación de cada voluntario con una "revisión cuidadosa" para no generar preocupaciones respecto a la seguridad de las pruebas.