Facebook ha tomado la decisión de eliminar test de personalidad y otras aplicaciones que considera “de utilidad mínima”.

La compañía está haciendo una serie de cambios respecto a las aplicaciones que utilizan las API de la red social para integrarse en la misma, y los desarrolladores de estas tendrán que revisar cuáles utilizan, ya que, a partir del 30 de julio, Facebook ha anunciado que algunas ya no estarán disponibles.

Además, eliminará el acceso de las aplicaciones al Facebook de los usuarios si estos no utilizan dicha aplicación en un periodo de 90 días, una medida que hace que los usuarios puedan librarse de este tipo de aplicaciones residuales que ni siquiera utilizan.

Según afirma The Verge, estos cambios tendrían que ver con el escándalo de Cambridge Analytica del año pasado, que precisamente se valió de este tipo de test de personalidad para recolectar los datos de hasta 87 millones de usuarios.