Cuernavaca es uno de los lugares en el país donde se generan cifras millonarias, con total impunidad, en creación, distribución de pornografía infantil y venta y trata de menores. 

La capital morelense es una de las ciudades donde más se presenta la problemática a nivel nacional, junto Mexicali y Tijuana, en Baja California; Tapachula, en Chiapas; Ciudad Juárez, en Chihuahua; Acapulco, en Guerrero; Guadalajara y Puerto Vallarta, en Jalisco; Cancún, en Quintana Roo; Tenancingo, en Tlaxcala, y las alcaldías Venustiano Carranza y Cuauhtémoc en la CDMX.

Así describió la situación de justicia para la niñez en el país Vivaldina Jaubert, fundadora y directora general de ALAS: Arte Laboratorio y Activismo Sociocultural, AC/Soñando Mariposas, dedicada a la prevención y atención de casos de abuso sexual infantil.

“De mil casos de abuso sexual infantil, sólo se denuncian 100; de esos 100, sólo 10 llegan ante el juez y sólo uno a condena”. Así describió la situación de justicia para la niñez en el país, durante una entrevista para la columnista Lourdes Mendoza, del diario El Financiero.

La situación es tan alarmante que la OCDE sitúa a México en el penoso primer lugar en abuso sexual infantil, el primer lugar en explotación, homicidios y trata a menores de edad y el primer lugar en creación y distribución de pornografía infantil.

Vivaldina Jaubert reveló que previo a la pandemia de COVID-19, México exportaba 60 por ciento de la pornografía infantil a todo el mundo y, actualmente, dicha tasa se disparó hasta 73 por ciento debido a que durante el confinamiento “diferentes tipos de agresores sexuales aprovecharon esta oportunidad, millones de niñas y niños estuvieron frente a sus computadoras”.

Detalló que los movimientos pedófilos en México o MAP (persona atraída por menores, en inglés) y MOP (Movimiento del Orgullo Pedófilo) se encuentran agrupados en las redes sociales para intentar, por todos los medios, hacer ver normal sus actitudes. Así como en el turismo sexual no por nada “la Conferencia Internacional de Turismo y Explotación Sexual Comercial Infantil asegura que antes del confinamiento estaban entrando 600 mil, depredadores por año a México. Esto quiere decir que son mil 666 por día, 69 cada hora, un pedófilo por minuto”.

Ante lo abrumador de las cifras, la activista señala a la corrupción, la impunidad y las millonarias ganancias de un “negocio espeluznante” como las causas de que el fenómeno se haya dejado crecer en México y no existan acciones concretas para frenarlo.

“Es preocupante y esto se está saliendo de las manos y es urgente aprender de prevención y que la ciudadanía nos organicemos”, señaló Jaubert, al tiempo que enfatizó que una de las características del abuso sexual infantil es que se da a través de la seducción, la manipulación o el chantaje del menor.

Frente a una situación olvidada por las autoridades, ALAS, AC/Soñando Mariposas se da a la tarea de trabajar en prevenir el abuso sexual infantil a través del arte, propiciando espacios de creación artística, de comunión y de recuperación para las niñas, los niños y los adultos que fueron violentados en su infancia.

Fuente: El Financiero

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado