El dirigente juvenil Pablo Andrés Gordillo, pide a los alcaldes de Morelos que se aplique el alcoholímetro a los jóvenes para evitar accidentes.

¡El alcoholímetro es
sin duda, aquí lo declaro,
para frenar de una vez
a todos los inches briagos!

Corolario: Pero no sólo a los juveniles, sino a todos los chavos, chavas, maduros, maduras, abuelas y abuelos, sin distingo… ¡No hay de otra!

Por: PABLO RUBÉN VILLALOBOS