Por culpa de las “pensiones doradas”, detienen las de modestos trabajadores que cumplieron con todo, de acuerdo con la Ley.

 

Tales pensiones, les digo,

para que ya no la caguen,

si son de algunos bandidos…

¡Pos nomás no  se las paguen!

 

Corolario: Señores diputados, hagan la lista de los corruptos, publíquenla para exhibirlos y ¡Van pa’ atrás!

 

Por: Pablo Rubén Villalobos


Loading...