Tras ser perseguido y corrido de la UAEM, a gritos advierto el rectorcito Alejandro Vera: “no me voy”.

Este canguro engreído
que es un presunto ratón,
dijo tras de ser corrido…
¡“No me voy y no me voy”!

Corolario: ¡Qué cachaza, qué cinismo, cuánta desvergüenza!

Por PABLO RUBÉN VILLALOBOS