compartir en:

El Movimiento Nacional por la Igualdad, de lesbianas y homosexuales, acusan el obispo Ramón Castro de xenofobia.

Y que Castro no se aleje
de  piedad y tolerancia…
Sirve de que así protege
a aquellos que tienen casa.

Corolario: ¡Más vale aguantar que enfrentar en Catedral la marcha lésbico guei que anuncian..!

Epigrama

Por PABLO RUBÉN VILLALOBOS