A partir  del  año  dos  mil,  Morelos  dio  un  giro  a  la  política.  Eligió  a  un personaje   para   gobernar   que   rompía   los   acartonados   estilos   del septuagenario  partido.  Montado  en  la  ola  azul  el  candidato  ganador, respondía a una cansada sociedad de los modos de hacer política y los magros resultados. 

Hasta el año 2000 el Partido en el poder ganaba por ser Él partido. Su estructura era invencible.  Organizado por  sectores  y  movimientos, aglutinaba  todo  el  abanico social.  La  marca  ganaba  por  que  ganaba.  Sólo se tenía que subir al tren y quien fuera el seleccionado llegaba a gobernar. La marca ganaba.  

Los últimos sexenios gobernaron Morelos el PRI (1994-2000), El PAN (2000-2006),  EL  PAN  (2006-20012),  El  PRD  (2012-2018)  y  ahora Morena.  Cuatro  partidos  en  tres  décadas.  Morelos  da  oportunidad  a diferentes  corrientes  políticas  lidereadoas  por  personalidades  con experiencias   profesional   distintas:   Un   mecánico,   dos políticos profesionales   y   un   deportista.   Personajes   que   ofrecieron   dar soluciones a los problemas sociales.  

Los  partidos no contaron.  Revisando  a  los  personajes  y  a  los  partidos,  es  posible  observar  un cambio  sustancial  en  la  percepción  de  la  gente  con  respecto a  la política. A partir del año dos mil, es más importante el candidato que la marca.  

Morelos se ha sumado a las tendencias nacionales. En el 2000 el país se   pintó   de   azul.   EL   PAN   en   Morelos   logró   permanecer   dos administraciones.  En  el  2012  Morelos  votó  diferente  y  llevó  a  la gubernatura  a  un  perredista.  A  nivel  nacional  ganó  el  PRI,  pero Morelos  votó  a  favor  de  AMLO  para  presidente.  Un  voto  diferenciado que repitió en el 2018.  

El voto para gobernador fue para un personaje sin carrera política pero de mucha fama. Ganó la fama. En los cuatro sexenios   se   puede   ver   que,   quien   ganó   la   elección   fueron   los candidatos, no los partidos.  El  2024  se  asoma.  En  un  primer  escenario  Morena  parecería  ir  al frente  en  la  intención  del  voto  sin  que  aún  aparezca  quien  sería  el candidato.  

Las  tendencias  nacionales  así  lo  muestran.  Morena  puede repetir en Morelos frente a una oposición dividida.  Un segundo escenario puede ser que Morena se haga bolas y se divida. Designe  a  un  mal  candidato.  Por  ahora  no  se  ve  una  figura  de  fama que  pueda  repetir  el  numerito  y  pierda  frente  a  una  alianza  de  los partidos de oposición con un buen candidato la oposición puede ganar. Sin alianza, a la oposición no se le ven posibilidades. 

El  tercer  escenario,  es  que  priven  la  falta  de  acuerdos  políticos  tanto en la oposición como en el partido del gobierno. Cada partido apuesta por   su   candidato.   Se   abre   la   baraja   y   todo   puede   suceder. Aparentemente   ello   beneficiaría   al   candidato   de   Morena.   Pero, difícilmente surgirá un candidato con la fama que le precedió al actual gobernador.  

La  fama  del  futbolista  no  va  a  influir  en  la  elección, aunque sea su hermano. En las anteriores jornadas electorales, ha quedado demostrado que no es  suficiente  el  dinero  para  ganar  una  elección.  El  peje  estará  de salida  y  ya  no  tendrá  la  misma  influencia  a  pesar  de  las  mañaneras desde dónde tratará de influir en el país y los Estados. Su gestión será 

fuertemente   cuestionada   aunque   las   tendencias   actuales   le   den ventaja a su partido.  Enrique  Quintana  en  el  Financiero  se  pregunta  por  qué  el presidente sigue  teniendo  una  favorable  opinión  de  la  gente  a  pesar  de  sus magros resultados de su administración: mal manejo de la pandemia; incremento   de   la   pobreza;   la   inseguridad   desbordada;   inflación; proyectos   faraónicos   fallidos   y   cuestionados.   

La   respuesta de Quintana, es que la gente aún ve en él un rayo de esperanza. Aunque parezca increíble, así es. En  Morelos  no  se  ve  aún  a  un  personaje  que  le  de  al  votante  esa ilusión  de  esperanza  en  el  partido  gobernante.  Allí  la  oportunidad para la oposición. Si sabe hacer política. 

Por: Ariel Homero López Rivera / opinion@diariodemorelos.com


Las opiniones vertidas en este espacio son exclusiva responsabilidad del autor y no representan, necesariamente, la política editorial de Grupo Diario de Morelos.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado