Cuando se dan a conocer cifras sobre la economía del país y del Estado de Morelos no puede uno dejar de sorprenderse. El Diario de Morelos destacó en días pasados, que el grueso de los trabajadores en Morelos reciben ingresos entre $260 y $270 al día de acuerdo al NEGI. Seis mil pesos mensuales.

La secretaria del trabajo y de turismo del gobierno morelense, destacó que en Morelos hay actualmente 270 mil empleos formales. Algo así como una tercera parte de la población ocupada. José Nabor Cruz, Secretario Ejecutivo del CONEVAL, dijo la semana pasada que “La alta informalidad... es un factor que obstaculiza la reducción de la pobreza laboral.”

Rogelio Gómez Hermosillo en el Universal con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), dice que México es un país con una enorme distorsión en su economía. La fuerza laboral es el 28% del PIB. Comparado con otros países miembros de la OCDE, la diferencia es abrumadora. En los países más capitalistas como EUA, Alemania o Canadá la participación de la fuerza laboral representa más del %50. Podría uno decir, a bueno, se trata de países ricos, pero no. Países como Brasil, Costa Rica o Chile tienen una participación de la fuerza laboral en el PIB de entre el 40 y 46 por ciento.

La cantidad de trabajos con baja remuneración es la raíz del problema en la economía. El trabajador mexicano está muy mal pagado. Lo vemos con claridad en Morelos dónde los empleos formales, son una tercera parte de la fuerza laboral y ganan en promedio más de 9 mil pesos. Empleos que tienen seguridad social, derecho a una pensión, medicamentos, guarderías, etc. Los que trabajan en la economía informal perciben en promedio $4 500 y no tienen derecho a ninguna prestación.

En Morelos el 96.6% (INEGI, 2019)  son pequeñas empresas (Con 10 personas ocupadas), que la pandemia, inflación y la inseguridad han golpeado duramente estos años. Apoyarlas es esencial para mejorar la canasta familiar.

El sector privado tendrá que realizar un enorme esfuerzo para iniciar un cambio en la cultura del empleo. No basta con el incremento del salario mínimo. Morelos es una entidad dónde el gobierno federal no invierte en infraestructura. La inversión que realiza es magra y el gobierno estatal tiene un presupuesto raquítico que se va en gasto corriente y poco, muy poco queda para invertir.

En Morelos la enorme mayoría de la gente que trabaja percibe entre 6 y 7 mil pesos. La economía familiar tiene que recurrir al doble empleo y/o a la informalidad para más o menos subsistir.

¿Que necesita la economía en Morelos? Inversión. Pero, según el INEGI tanto PYMES como empresas grandes ven en la inseguridad el mayor problema para atraer inversión. El capital requiere seguridad y certeza. Punto.

José Medina Mora, Presidente nacional de COPARMEX lanzó una propuesta en su asamblea de noviembre pasado de 20 puntos: “El Modelo de Desarrollo Inclusivo; del imperativo ético a la prosperidad de todos.” Entre otros temas, reconoce la necesidad de mejorar las condiciones económicas de los trabajadores.

La incidencia en la generación de políticas públicas orientadas a mejorar la economía familiar es reconocida por COPARMEX. No basta con que haya empleo. Se requiere empleo de calidad y mejor remunerado.

Mover la cultura de la iniciativa privada para mejorar el ingreso del personal ocupado, es el gran reto de la nueva cultura empresarial. Por su parte el gobierno debe propiciar las condiciones de seguridad y certeza jurídica. Apoyar de manera decidida a las PYMES como a su clientela política. La política de apoyo a las PYMES para hacer frente a la pandemia ha sido un éxito de Biden.

Existen estrategias empresariales que han logrado incrementar sus ventas mejorando el ingreso de sus empleados. O sea, les alcanza para tener acceso a la canasta básica. Todos ganan.

Por: Ariel Homero López Rivera / opinion@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado