Más de 130 líderes de diferentes países asistieron a Glasgow, Irlanda, a la Cumbre del Clima   COP26. Algunos mostraron serias inquietudes ante  el  calentamiento  global  del  planeta.  Obama,  que  fue  el  impulsor de los acuerdos de París: “París mostró al mundo que el progreso (en acciones  para  detener  el  calentamiento),  es  posible”,  hemos  frenado las emisiones, un hecho no siempre apreciado. Esa es la buena noticia, pero:  “La  mala  es  que  no  estamos  ni  cerca  de  donde  necesitamos estar”.
También  advirtieron  sobre  la  enorme  amenaza  que  se  avecina  de  no tomarse   medidas   contundentes.   Los   políticos   mostraron   sus inquietudes, pero fueron duramente criticados.   La frase: “Menos bla, bla, bla” de la activista sueca Greta Thunberg, se convirtió en el grito de protesta de miles de jóvenes que se manifestaron el viernes pasado en   Glasgow,   ante   lo   que   consideran   un   fracaso   de   los   acuerdos logrados.   Exigen   ser   escuchados.   “Las   voces   de   las   futuras generaciones   están   siendo   ignoradas   por   sus   falsas   promesas”, agregó en su discurso Greta en Georges Square. 
Hemos  sido  testigos  de  cómo  se  ha  venido  deteriorando  Cuernavaca ante  nuestros  ojos.  Imposible  no  recordar  la  temporada  de  lluvias  en Cuernavaca. Iniciaban el 30 de Mayo, llovía de noche, y cerraban con el  cordonazo  de  San  Francisco  el  4  de  octubre.  Hoy,  eso  sólo  es  un recuerdo.  El diagnóstico que elaboró en el 2015 el ayuntamiento de Cuernavaca lo confirma. El Plan de Acción Climática Municipal del Ayuntamiento de  Cuernavaca  (PACMUN),  fue  realizado  con  la  participación  de  la Embajada  Británica,  el  Gobierno  del  Estado,  ICLEI-Gobiernos  Locales por  la  Sustentabilidad  y  el  Instituto  Nacional  de  Ecología  y  Cambio Climático.
El   PACMUN   de   Cuernavaca   tiene   como   objetivo   desencadenar acciones  para  reducir  las  emisiones  de  Gases  de  Efecto  Invernadero (GEI)  de  acuerdo  al  Protocolo  de  Kyoto,  que  subraya  la  importancia de  medidas  locales,  como  lo  planteó  el  Acuerdo  de  Protección  del Clima de los Alcaldes de los Estados Unidos. 
El  GEI,  es  el  gas  atmosférico  que  produce  el  efecto  invernadero.  Su incremento  pone  en  riesgo  la  supervivencia  del  planeta  al  aumentar su  calentamiento.  Los  científicos  sostienen  que  de  no  contenerse  la emisión  de  los  GEI,  en  las  próximas  décadas  tendremos  catástrofes sin precedentes.
Las   estrategias   que   plantea   el   PACMUN   de   Cuernavaca   son:   la creación de nuevas vialidades para desahogar el tráfico; saneamiento de  las  barrancas,  con  microplantas  de  tratamiento;  nuevas  áreas naturales  protegidas;  reubicación  de  asentamientos  humanos  y  la elaboración o actualización del Atlas de Riesgos Naturales.
La  implementación  del  Programa  de  Educación  Ambiental  merece especial atención. La estrategia plantea la necesidad de concientizar a la   población.   La   educación   por   el   medio   ambiente   y   el   cambio climático   es   imprescindible   para   que   las   actuales   y   las   nuevas generaciones comprendan   la amenaza que significa el calentamiento global. 
El  PACMUN  de  Cuernavaca  es  un  documento  que  estremece.  Entre otros  datos  dice  que  el  dióxido  de  carbono  (CO2)  es  el  principal elemento  contaminante.  El  transporte  es  el  principal  contaminador, responsable  del  68.95  %  de  las  emisiones  en  Cuernavaca.  La  basura (residuos sólidos) contribuyen con el 15.28 %. El sector residencial lo hace con un 11.70 %. Estas tres categorías aportan el 95.93 %. 
En el mundo, las emisiones han disminuido gracias al   abaratamiento de las energías renovables. Instalar y producir un megavatio-hora ha reducido tres veces su costo con la tecnología eólica y 10 con la solar, según Our  World  in  Data.  Apenas  en  2009  eran  fuentes  de  energía más caras que el gas y el carbón. 
La  tecnología  ¿podrá  rescatar  al  planeta?  ¿Podría  ser  que  en  esa misma  tecnología  que  nos  tiene  en  vilo  por  contaminar  y  poner  en peligro al planeta, se encuentre lo que nos pueda salvar? Heidegger lo pensaba  así,  a  partir  de  un  poema  de  Hölderling:  “allí  donde  está  el dolor,  está  también  lo  que  lo  salva”.  ¿Aún  estaremos  a  tiempo?. Heidegger (“Serenidad”,1955) observaba que la técnica era un peligro del cual no éramos conscientes. Convocaba desde entonces a repensar el mundo de la técnica moderna. 
Para que una política pública sea exitosa requiere la participación de la  sociedad.  En  Morelos  y  especialmente  en  Cuernavaca,  existen organizaciones   de   la   sociedad   civil   que   han   dado   muestras   de auténtico   interés   por   contribuir   con   su   trabajo   y   su   talento.   El Congreso   del   Estado   tiene   que   evaluar   y   mejorar   las   leyes.   Las instituciones   de   educación   superior   y   de   investigación   deberán participar desde la planeación, la instrumentación y la evaluación.  El tiempo se acaba. Rescatemos nuestra primavera.

Por:  Ariel Homero López Rivera / opinion@diariodemorelos.com


Las opiniones vertidas en este espacio son exclusiva responsabilidad del autor y no representan, necesariamente, la política editorial de Grupo Diario de Morelos.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado