Restos de cuatro jóvenes, de los cinco que estaban en calidad de desaparecidos desde el 8 de diciembre pasado, fueron encontrados desmembrados en bolsas de plástico que estaban abandonadas en la colonia San Gabriel, de Irapuato.

A las víctimas las identificaron sus familiares en el Servicio Médico Forense de la Fiscalía General del Estado (FGE) por tatuajes o cicatrices.

En las bolsas presuntamente estaban los cuerpos fragmentados de Mario Fernando, María Guadalupe, Edwin Parra y Cecilia Kareli.

El movimiento "Desaparecidos Irapuato y Gto" informó que lamentablemente localizaron sin vida a Cecilia Kareli, de 14 años y María Guadalupe, de 25 años. 

La organización exigió justicia. “Esto no puede seguir pasando en Irapuato ni en el Estado”, señaló en sus redes sociales.

Kareli y Guadalupe fueron vistas por última vez a las 20:00 horas del martes 8 de diciembre de 2020, cuando salieron de su casa, en la calle Ojinaga de la colonia Santa Anita, en Irapuato. 

La FGE se reservó la información del hallazgo de las bolsas con restos humanos, sin informar de la identificación de las víctimas y tampoco comunicó las acciones implementadas en la búsqueda de los jóvenes desaparecidos.

El 13 de enero, elementos de Seguridad de Irapuato encontraron siete bolsas negras con los restos en la calle Constituyentes, de la colonia San Gabriel, a espaldas de la clínica del ISSSTE; fueron levantadas por peritos forenses, al igual que dos cobijas que estaban en el sitio.

Las partes humanas estaban cubiertas de polvo blanco, al parecer cal.

Los cuatro jóvenes desaparecieron al lado de un sujeto llamado Miguel, conocido como “El Kabuki”, de 30 años, tras un convivio en una casa de la calle Ojinaga del barrio de Santa Anita.

Los cinco desaparecidos abordaron un automóvil Astra, de color rojo, el cual era conducido por “El Kabuki”.

Algunas de las familias de los jóvenes desaparecidos pagaron rescates a personas que aseguraban tenerlos secuestrados,

Miguel Ángel, quien conducía el automóvil en el que fueron vistos por última vez, apareció hace pocos días con vida, trascendió que estuvo secuestrado por un comando que finalmente lo dejó libre en la carretera Valle de Santiago.

Tras el hallazgo de los restos el pasado miércoles 13 de enero, los familiares de Cecilia Karely, Lupita, Mario Fernando y Edwin fueron convocados el jueves 21 de enero para reconocer los cuerpos.

El vehículo fue localizado tres días después de la ausencia de los cinco, en la colonia Álvaro Obregón.