La preocupación por los contagios de coronavirus, y para proteger los hogares, llevó al estudiante universitario a crear el aparato

En la UTEZ. José Manuel Fuentes Flores, estudia en la carrera de Técnico Superior Universitario en Mecatrónica.

Cuernavaca,  MORELOS.- La situación actual por la pandemia del COVID-19 llevó a un estudiante universitario a crear un proyecto funcional para la limpieza y desinfección de personas que ingresan a su casa.

Se trata de un sistema que puede ser instalado en las puertas de los hogares y al tiempo que una persona pasa por el marco de la puerta se activa un aspersor que cubre cinco puntos del cuerpo, desinfectándolos con líquidos compuestos por cuaternario de amonio, glutaraldehído y terpenos de naranja. 

El sistema funciona con un reductor de voltaje, una bomba de 60 watts que hace fluir el líquido desinfectante una manguera hacia varios puntos de aspersión que cubre los pies, piernas, cintura, torso y cabeza.  

José Manuel Fuentes Flores, estudia en la carreta de Técnico Superior Universitario en Mecatrónica, en la Universidad Tecnológica Emiliano Zapata (UTEZ), recientemente hizo sus primeras pruebas y el prototipo ha funcionado sin contratiempos.  

Contó que el sistema surgió a partir de la necesidad de cuidar a sus seres queridos, varias personas que conoce fueron contagiándose por el virus del SARS CoV2, por lo tanto, innovó con base en sus conocimientos escolares.  

Agregó que algunos integrantes de su familia tenían que salir a trabajar, a comprar lo necesario para comer o a realizar trámites, y debían aplicar una medida de limpieza para ingresar a casa.  

“En mi casa están mis abuelos, mis padres y mi sobrina los cuales son personas vulnerables ante dicho virus y la preocupación de protegerlos me dispuse a diseñar este sistema para colocarlo en la entrada de nuestro hogar, al ingresar cada miembro de la familia se para en un punto y es accionado el sistema de aspersión con líquido desinfectante” detalló. 

En la entrada. Al entrar a casa, del marco de la puerta cae el rocío de desinfectante.

Por: José Azcárate / jose.azcarate@diariodemorelos.com