Óscar es un estudiante de psicología quien se encuentra prófugo de la justicia. Está acusado de matar a Jéssica Guadalupe ”N”, su novia, quien había sido reportada como desaparecida.

Padres y amigos iniciaron una búsqueda desesperada cuando Jéssica no llegó a casa, pues la joven, de 23 años, tenía una hija y nunca faltaba a su hogar.

Investigando entre sus amistades, los padres de Jéssica descubrieron que tenía un novio llamado Óscar. 

Tras obtener su dirección,fue así como se trasladaron a la casa ubicada en el número 136 de la calle Lorenzo Garza en la colonia Villas de Santín, Toluca.

Fue entonces que la familia de la víctima solicitó el apoyo de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México para que la policía llevará a cabo un cateo en el domicilio.

La mañana del 1 de noviembre, los agentes entraron a la casa de fachada gris con blanco, donde confirmaron las peores sospechas de los padres de la mujer.

Horas después, la Fiscalía confirmó que el cuerpo de Jessica yacía sin vida en el baño de la casa con aparentes huellas de violencia.

Los vecinos del lugar se acercaban con cautela y se mostraban sorprendidos ante la noticia, así como el saber que podrían estar viviendo cerca de un feminicida.

Un día después del cateo, autoridades señalaron que el cuerpo de otra mujer fue encontrada al fondo de una cisterna y los restos de una más se encontraban sepultados en el patio.

Hasta el momento, las autoridades no han podido detener al sujeto identificado como Óscar; sin embargo, la Fiscalía ha intensificado la búsqueda para dar con él.