Ottawa.- El Grupo de los Siete (G-7) es “mucho más que Estados Unidos”, señalaron el primer ministro canadiense Justin Trudeau y el presidente francés Emmanuel Macron, quienes plantearán a Donald Trump que su "aislacionismo” va en contra de la propia historia de su país y de sus ciudadanos.

En conferencia de prensa conjunta, en la sede del Parlamento Federal de Canadá, los mandatarios reiteraron su rechazo a las tarifas impuestas por Estados Unidos al comercio del acero y del aluminio de unos 30 países, que consideraron “inapropiadas e injustificadas”.

Ambos gobernantes resaltaron la importancia de los organismos multilaterales como la Organización Mundial de Comercio (OMC) para resolver este tipo de disputas.

“Justificar las tarifas a estos metales por una amenaza a la seguridad nacional es una excusa inapropiada. Dejemos que la OMC sea más efectiva actuando pronto. Necesitamos un marco multilateral y si Estados Unidos no respeta esas reglas no es una buena noticia”, argumentó Macron.

“Podemos demostrar al presidente de Estados Unidos que sus inaceptables acciones están afectando a sus propios ciudadanos; los empleos estadunidenses están en la raya debido a su administración", indicó el primer ministro de Canadá, país que tiene a cargo la Presidencia rotatoria del G-7.

"Hay mucha presión contra Estados Unidos y quizá él (Trump) revise sus declaraciones”, agregó Trudeau, quien dio una calurosa bienvenida al mandatario francés y lo llamó “mi amigo”.

El anfitrión del G-7 advirtió que hasta ahora ha sido “educado y respetuoso” frente a los comentarios de Trump, pero que se ha mantenido “firme” en defender los intereses de los canadienses y “así seguirá nuestra aproximación”.

Ambos mandatarios adelantaron que en los dos días de reuniones del G-7, donde también asistirán los mandatarios de Alemania, Italia, Japón, Reino Unido y la representación de la Unión Europea, tratarán de “convencer” a Trump de que sus medidas comerciales son “contraproducentes”, incluso para su propia economía y que Estados Unidos es “nuestro aliado”.

“Trataremos de convencerlo (a Trump) de que podemos encontrar una ruta más normal en el tema comercial. Nuestra cooperación puede ser más eficiente en esta vía que en una guerra comercial”, añadió el mandatario francés, quien inició desde el miércoles una visita oficial a Canadá, previa a la reunión del G-7.

Abundó en que juntas las siete naciones más ricas del mundo representan un mercado más grande que Estados Unidos.

“Debemos seguir trabajando juntos y respetando la cooperación multilateral que nos permite luchar contra la hegemonía que no respeta las leyes. Quizás el presidente Trump no crea eso y se esté aislando, pero las seis naciones tenemos valores compartidos y representamos un mercado económico fuerte”, agregó Macron.

Respecto a la posibilidad de que a último momento Trump decidiera no asistir a la cumbre de naciones más poderosas del orbe, Trudeau aclaró que “sabemos que al mandatario estadunidense le gusta ser previsible y todo apunta según sus twits de este jueves a que sí asistirá”.

El comentario del primer ministro se refirió al twit de Trump en el que escribió: “listo” para el G-7 donde “lucharé por nuestro país en el comercio porque tenemos los peores acuerdos comerciales nunca hechos”.

Macron precisó que una guerra comercial “no perdona a nadie”, y advirtió que comenzará afectando primero a los trabajadores estadunidenses, ya que se incrementará el costo de las materias primas y las subsidiarias industriales serán menos competitivas.

“No podemos librar una guerra comercial entre amigos”, dijo Macron, tras exhortar a “mantenernos vigilantes y juntos”.

Trudeau y Macron destacaron que el G-7 servirá para ventilar las diferencias entre las naciones, sobre todo en el tema comercial y de cambio climático, pero también para resaltar las coincidencias, como la amenaza nuclear que representa Corea del Norte y el empoderamiento de la mujer.

“Este es un momento muy especial para reunirnos los miembros del G-7 y discutir los grandes temas que interesan a nuestros ciudadanos y al mundo, entre ellos el comercio y la seguridad”, precisó Trudeau.

Mientras que Macron señaló que el gran reto es llegar al final de esta 44 cumbre del G-7 con un documento firmado por todos sus miembros.

Francia asumirá en 2019 la Presidencia rotatoria del G-7.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...