Los sedanes medianos podrían desaparecer poco a poco. El auge de los SUV ha crecido bastante, que les ha costado la carrera a modelos con amplia trayectoria como el Ford Fusion. 

El Chevrolet Malibú podría correr con la misma suerte, pero no por culpa directa de los SUV.

De acuerdo con un reporte divulgado por Autonews, General Motors no tiene contemplada una nueva generación para el Chevrolet Malibú, aunque tampoco ha tomado la decisión de eliminarlo de la gama. El modelo actual continuará a la venta hasta 2024 y recibirá una actualización en 2022.

El motivo, es que la marca abandonará el segmento de los sedanes medianos como los conocemos tradicionalmente, para apostar por un nuevo sedán totalmente eléctrico que atienda la estrategia de electrificación de todo el grupo, en la que se contempla el lanzamiento de 20 modelos con este tipo de propulsores.

El Chevrolet Malibú ya no está a la venta en México. En Estados Unidos continúa su batalla contra modelos como Toyota Camry, Hyundai Sonata, KIA Optima, Volkswagen Passat, Mazda 6 y Honda Accord con dos opciones de motor turbo, un bloque de 1.5 litros de 160 hp y otro de 2.0 litros de 250 hp.