El banco HSBC México apoyará a sus clientes de créditos de consumo y pequeñas empresas que enfrenten problemas con su capacidad de pago por la situación que vive el país derivada del COVID-19, dado la facilidad de postergar el pago.

En un comunicado indicó que quienes estén en esta situación podrán aplazar sus pagos mensuales de capital e intereses hasta por seis meses; reducir el monto de su pago mensual, incluyendo la posibilidad de ampliar el plazo establecido inicialmente; así como acceder a un descuento en su saldo por pago anticipado.

La institución financiera precisó que las medidas aplican para clientes de tarjeta de crédito, crédito personal, crédito de nómina, créditos hipotecario y automotriz y financiamiento a la pequeñas y medianas empresas (Pymes) que lo soliciten.

Asimismo, detalló que es indispensable que para acceder a estas medidas de apoyo, los clientes hagan contacto con el banco, conozcan las restricciones aplicables y elijan su mejor alternativa.

“Es momento de dar la mano a nuestros clientes que lo necesitan. Por eso les pedimos que se acerquen a nosotros: juntos encontraremos la mejor solución”, indicó Juan Parma, director general adjunto de Banca de Consumo de HSBC México y de América Latina.

Otras medidas aplicables específicamente para clientes de tarjeta de crédito son tres meses sin intereses en automático y sin restricción en compras, con todas las tarjetas de crédito de HSBC México; realización de pagos con puntos o cashback.

El banco también informó que se elimina la comisión por disposición a los clientes que tienen habilitado el beneficio de retiro de efectivo de su tarjeta de crédito; además podrán disponer hasta de nueve mil 500 pesos en efectivo de sus cuentas.