Cuernavaca, Morelos.- La historia de la Charrería esta marcada por la pasión, la necesidad y el misterio. Su origen nos lleva a la época Colonial, en la que sólo era permitido a los españoles y criollos el uso del caballo. A mediados del siglo XVII les fue concedido ese privilegio a los indígenas con la finalidad de controlar y vigilar el ganado en la Hacienda Santa Lucía. En la década de los 50, la Charrería volvió a resurgir y se ganó el corazón ahora de las mujeres. Posteriormente, hacia 1952, en la Primera Escuela de Charrería, se crearon variantes del arte ecuestre practicada por niños y niñas, ahí nació la Escaramuza Charra. 

Por: DDM staff
[email protected]

Diseño: erika torres

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...