El papel aluminio es un producto que tenemos en la cocina de la casa, lo utilizamos para preparar los alimentos al horno, también en la parrilla o para almacenarlos en el refrigerador después de cocinarlos o simple mente para mantener la comida caliente.

Además, se puede utilizar de otras formas que harán que tu vida sea más sencilla.

Cubre la cubeta con papel de aluminio para una limpieza posterior más sencilla:

  • Limpiar los rodillos puede causar dolor de cabeza; por esta razón, muchos de nosotros compramos bolsas o bandejas de plástico. Pero son costosas y le hacen mal al medio ambiente. Si, en su lugar, con un poco de papel de aluminio preparas una bandeja de metal para colocar el rodillo, seguramente funcionará igual de bien. Todo lo que debes hacer es presionar el papel hacia el fondo de la bandeja para que adopte la forma de esta.

Limpia la base de la plancha:

  • Con el uso la plancha la base  se puede tornar un poco negra por el vapor y lo caliente o sele adhiere pelusa de la ropa,  solo tienes que preparar una bola con papel de aluminio y frótala contra la base de la plancha. Con un chasquido de dedos, toda la suciedad sobre la superficie caliente desaparecerá.

Papel de aluminio en la lavadora/secadora:

  • Pasar una bola de papel de aluminio garantiza que tus prendas no queden estáticas después del ciclo de lavado. El papel de aluminio absorbe la electricidad estática. Prepara tres bolas con ese brillante papel de aluminio, que sea del tamaño aproximado de tu mano. Pon tus prendas húmedas en la secadora, programa la máquina como lo harías normalmente y agrega las bolas de papel. Las bolas de papel de aluminio pueden usarse varias veces y no tienes que desecharlas después de cada lavado. Si las presionaste bien, puedes usarlas

Limpia la vajilla de plata con papel de aluminio:

  • Con el tiempo, la vajilla de plata atrae suciedad y mugre que queda adherida a los cuchillos y cucharas. Puede convertirse en una verdadera molestia. Existen limpiadores de plata que puedes usar, que fueron fabricados con artículos caseros. Utiliza el aluminio y coloca  bicarbonato de soda y agua caliente. Este método emplea acción electrolítica en vez de abrasión por electropulido y quita las manchas de la plata oxidada sin quitarle ningún detalle al metal subyacente.