La policía de Colombia capturó ayer en una lujosa finca en el noroeste del país a Juan Carlos Mesa, Tom, uno de los narcotraficantes más buscados por el que Estados Unidos ofrecía una recompensa de dos millones de dólares, informaron las autoridades.

 

Mesa, considerado el sucesor del capo del narcotráfico Pablo Escobar, fue detenido mientras celebraba su cumpleaños en la región de El Peñol, en el departamento de Antioquia. El narcotraficante era el jefe de la Oficina de Envigado, una organización criminal surgida tras la caída de Escobar en 1993, de acuerdo con las autoridades.

El presidente Juan Manuel Santos felicitó en su cuenta de Twitter a la policía por la captura de Tom, quien además tenía alianza con el Clan del Golfo, la principal banda narcotraficante de Colombia.

 

Mesa, requerido por la justicia por asociación para delinquir y narcotráfico, controlaba el envío de droga de Antioquia a la costa colombiana, con destino final a Estados Unidos y Europa, señaló la policía.También dirigía la organización que controla el 80 por ciento de las bandas criminales del área metropolitana de Medellín.

En la operación se incautaron 4 armas, 7 vehículos de gama alta, una lancha, efectivo en dólares y pesos colombianos, y joyas.

Delinquía desde 1988 y estaba en la lista Clinton (por el expresidente de Estados Unidos, Bill Clinton), con la que el gobierno de Estados Unidos busca combatir el tráfico de drogas y el lavado de activos”, señaló el Ministerio de Defensa en sus redes sociales.En 2014 el departamento estadunidense del Tesoro designó a La Oficina de Envigado como un grupo narcotraficante, y la acusa, además, de lavado de dinero, extorsión y sicariato.

Mesa fue detenido mientras celebraba sus 50 años junto a varias mujeres y a Jhon Jairo Velásquez Vásquez, Popeye, un conocido lugarteniente de Escobar.