El gobernador Omar Fayad confirmó la existencia de una nueva fuga en un ducto de Pemex, esta vez en la comunidad de Teocalco, municipio de Tlaxcoapan,

A diferencia de la toma clandestina de la localidad de San Primitivo, ubicada a 11 kilómetros de la nueva fuga, ninguna persona está en riesgo pues no acudió nadie. “La gente no fue como en sábado de gloria, a bañarse en gasolina”, dijo el gobernador priista en entrevista con Azucena Uresti.

Fayad Meneses hizo un llamado a la población a no acudir a las fugas, ni llevar cubetas o bidones y así evitar una tragedia, como la que hoy enluta a Tlahuelilpan por la muerte de 91 personas. 

El municipio de Tlaxcoapan comparte geografía con la refinería de Tula, misma que se encuentra a 4 kilómetros lineales, y conforma -junto con los municipios de Tula de Allende y Tezontepec- la zona donde ocurre el mayor robo de combustibles en Hidalgo. 

De acuerdo con Pemex, el robo de combustible en Hidalgo ha ido en ascenso desde 2016. Al cierre de 2018 registró 2 mil 121 tomas clandestinas. 

A la zona arribaron elementos de las Fuerzas Armadas, quienes acordonaron en espera de que personal de Petróleos Mexicanos (Pemex) repare.