Cuernavaca, MORELOS.- Más allá del distanciamiento social, el uso de máscaras y el lavado frecuente de manos, y más allá de la vacuna en sí, la cual no será una solución milagrosa, las pruebas rápidas serán el impulso necesario para superar al virus.

Para tomar una pandemia y controlarla será necesario un enfoque multifacético que requiere un esfuerzo que incluya pruebas generalizadas y regulares, uso de máscaras, distanciamiento social y lavado de manos, de acuerdo con Kabla, empresa especializada en pruebas de diagnóstico para la detección de enfermedades infecciosas,  indica en un comunicado.

Eventualmente, dentro de unos años, cuando las pruebas de COVID-19 se reduzcan y se vuelvan más parecidas a las pruebas de gripe, la infraestructura implementada debido a este virus permanecerá y jugará un papel importante en la atención médica.

De acuerdo con Kabla, entre los beneficios de las pruebas rápidas de COVID-19, además de resultados rápidos, destacan: laa eficacia, pues las pruebas rápidas de antígeno, así como las moleculares, son eficaces para identificar el virus cuando es contagioso.

Así como la accesibilidad, ya que son portátiles, fáciles de realizar y pueden ser realizadas en estacionamientos o escuelas.

Por redacción ddm / local@diariodemorelos.com