compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- El auditor superior de la Federación, Juan Manuel Portal Martínez, ratificó ayer que la dependencia a su cargo sí encontró y denunció ante la Procuraduría General de la República (PGR), presuntos desvíos de recursos cometidos por la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM).
Al hablar en cadena nacional en un noticiero de televisión matutino, el titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) dio detalles de las irregularidades que se encontraron, las cuales dijo, pueden ser consultadas por cualquier ciudadano en la página de Internet de la dependencia.
En las revisiones hechas al ejercicio de recursos correspondientes a dos años –no precisó cuáles-, Juan Manuel Portal refirió que se detectaron contratos por bienes y servicios que no corresponden a los que usualmente la máxima casa de  estudios de Morelos presta; esto por un  lado.
El funcionario federal, agregó que, adicional a lo anterior, se constató que la universidad se quedó con un porcentaje de dinero público al subcontratar los servicios de otras empresas; las cuales, a su vez, también subcontrataron a otras organizaciones.
Pero, lo más delicado, observó el auditor, al hablar del modus operandi con el que se triangularon estas operaciones, fue que no se ubicaron los bienes o servicios por los que se pagaron importantes cantidades de dinero.
De manera textual, Portal Martínez lo dijo así: “La universidad está para educar, está para investigar, no para ser un comprador intermediario. Pero no es solamente eso, sino los recursos que se contratan para que les den servicios o bienes, la universidad se queda con un porcentaje y subcontrata y esta vuelve a subcontratar y esta vuelve a subcontratar. Y lo que encontramos es que no están los servicios y tampoco están los bienes”.
Por esos hechos, la Auditoría Superior de la Federación presentó denuncias ante la PGR  por el presunto desvío de 430 millones de pesos, de los ejercicios fiscales 2012 y 2014.
Destacó que nunca antes les había tocado ver todas estas cosas, pero, dijo, la ASF ha crecido mucho y ahora pueden hacer revisiones más profundas.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ /  [email protected]