Tiene una masa de 3,2 veces la de la Tierra pero es inhóspito para la vida.

 

Científicos han descubierto la existencia de un exoplaneta orbitando la estrella de Barnard, a tan solo 6 años luz de la Tierra. Se trataría así del exoplaneta descubierto más cercano a la Tierra después de Próxima b.

El descubrimiento, dado a conocer en un artículo publicado este miércoles en la revista 'Nature', ha sido posible gracias a una de las campañas de observación más grande realizada hasta la fecha, en la que científicos han utilizado datos de una decena de telescopios de todo el mundo.

 

Además, es el resultado de los proyectos Red Dots y CARMENES --instrumento del Observatorio de Calar Alto, en Almería--, cuya búsqueda de planetas rocosos locales ya descubrió el mundo Próxima b orbitando a la estrella vecina más cercana, Próxima Centauri.

 

Ahora, este nuevo exoplaneta descubierto, al que han denominado Barnard b, es el segundo exoplaneta conocido más cercano a la Tierra.

Los datos obtenidos indican que el planeta podría ser una supertierra, tiene una masa de al menos 3,2 veces la de la Tierra, y orbita a su estrella anfitriona en aproximadamente 233 días. La estrella de Barnard, la estrella que alberga al planeta, es una enana roja, una estrella fría, de baja masa, que ilumina de forma muy débil a este mundo recién descubierto. La luz de la estrella de Barnard proporciona a su planeta sólo el 2% de la energía que recibe la Tierra del Sol.

A pesar de estar relativamente cerca de su estrella, a una distancia de sólo 0,4 veces la que separa al Sol de la Tierra, el exoplaneta se encuentra cerca de la línea de nieve, la región donde compuestos volátiles como el agua pueden condensarse en hielo sólido. Este mundo helado y de sombra podría tener una temperatura de -170 grados Centígrados, haciéndolo inhóspito para la vida.

 

Llamada así por el astrónomo E. E. Barnard, la estrella de Barnard es la estrella única más cercana al Sol. Mientras que la estrella en sí misma es antigua (tiene probablemente dos veces la edad del Sol), y relativamente inactiva, también es la estrella con el movimiento aparente más rápido del cielo.

 

Las supertierras son el tipo más común de planeta de los que se forman alrededor de las estrellas de baja masa como la estrella de Barnard, otorgando credibilidad a este candidato planetario recién descubierto. Por otra parte, las teorías actuales de formación planetaria predicen que la línea de nieve es el lugar ideal para la formación de estos planetas.

 

"Hemos utilizado observaciones de siete instrumentos diferentes, que abarcan 20 años de mediciones, haciendo de este uno de los conjuntos de datos más grande y más extenso usado para estudios precisos de velocidad radial", explica Ribas.



Loading...