CUERNAVACA, MORELOS.- Luego de la declaración que hiciera el comisionado de Seguridad, Jesús Alberto Capella Ibarra, en contra del secretario del Ayuntamiento de Cuernavaca, Guillermo Arroyo Cruz, y de otros dos funcionarios municipales relacionados con la delincuencia, en una respuesta estrictamente personal, el encargado de la política interna del Gobierno municipal señaló que no tiene contemplada una respuesta jurídica.
Calificó las declaraciones como “ruinas” y se refirió al dicho del Quijote de la Mancha: “señal de que andamos”, también se refirió al refrán “Prefiero tener oídos de carnicero”.
Arroyo Cruz insistió que no va a tomar ninguna acción legal, seguirá en el ejércicio profesional como lo ha desempeñado y tratará de ayudar a los conciudadanos de Cuernavaca que requieran de sus servicios, mientras tanto, continúa al frente de la Secretaría del Ayuntamiento capitalino.
“Cuando un personaje de esta naturaleza que pretende que la honorabilidad del abogado quede sujeta a la honorabilidad del cliente estamos arruinados, mejor lo dejo con sus declaraciones y que continúe dándole la cara a los ciudadanos”, señaló.
El vínculo de los funcionarios municipales que presentó en una rueda de prensa el comisionado Jesús Alberto Capella son pobres de argumentos, que tendrá que explicar. “Valdría la pena platicar respecto a lo que es la ética profesional”, dijo.
Respecto a los señalamientos en su contra, el funcionario municipal descartó que estos pongan en duda la honorabilidad hacia su persona. “Desde hace mucho tiempo he defendido a personajes y lo seguiré haciendo”, agregó.

"El tema de la seguridad no es un tema que debe debatirse en los medios de comunicación, se debe tratar con estrategia y resultados.” Guillermo Arroyo Cruz, Srio. del Ayuntamiento de Cuernavaca.

Hacen señalamiento  Capella señaló al tesorero municipal, al secretario del ayuntamiento y a un coordinador administrativo por presuntos nexos con la delincuencia.

Por: CARLOS SOBERANES / [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...