Cuernavaca, MORELOS.- Pese a que la inflación está impactando de forma negativa a la industria restaurantera, la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Griselda Hurtado Calderón, indicó que, por el momento, los precios de las cartas se mantendrán, pues las empresas no pueden hacer ajustes de sus precios cada semana o mes. 

La representante recordó que el ajuste de precios más reciente que hizo la mayoría de los negocios fue el pasado mes de febrero, tras la llamada “cuesta de enero” y después de que el precio de productos como el jitomate, la cebolla, el limón y la carne “se fue a las nubes”. 

Economía interna

Ahora, ante la escalada que continúa teniendo el costo de la mayoría de los insumos, los empresarios no tienen de otra que hacer economías internas para sostener sus cartas, incluso, Hurtado Calderón señaló que algunos han modificado sus menús y recurrido a estrategias de venta como buffet y la inclusión de alguna bebida en el costo de éste. 

“La verdad es que la tenemos difícil. La alta inflación provoca aumentos en los insumos para preparar diversos alimentos, incluida ahora hasta la tortilla y sus productos derivados”, apuntó la empresaria. 

Manifestó que los dueños de los negocios han logrado absorber el incremento en el precio de los insumos, porque la inflación es un fenómeno que está golpeando el ingreso. 

En el caso de la industria gastronómica, las empresas están consiguiendo amortiguar gastos de operación, pago de impuestos y nómina de sus trabajadores, sin mayor margen de ganancia, señaló, con la expectativa de que la política económica del país pueda frenar la inflación el próximo año, según proyecciones de especialistas en la materia. 

Pese a inflación. La representante de restauranteros indicó que el último ajuste que se hizo fue en febrero.

Por: Antonieta Sánchez / antonieta.sanchez@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado