En un homenaje del ciclo “Profetas en esta tierra”, se celebró en el centro cultural “El manojo” la presentación del maestro Jesús Peredo: guitarrista, compositor, musicólogo e investigador, quien nació el 8 de febrero de 1953.  Los morelenses vemos al maestro Peredo con cierta asiduidad en el canal de televisión del IMRYT en la serie “Entren Jilgueros y Cardenales”, así como en todo el 2019 en un programa especial de Trova suriana zapatista, interpretando canciones con el bajo quinto, instrumento que aprendió, del cual ha organizado talleres en Tepoztlán, en la Casa Morelos en Cuautla, así como diversos encuentros de corridistas y realizado  grabaciones en fonogramas con diversos músicos de los municipios de Morelos, siempre impulsando el conocimiento y las composiciones de la Trova suriana. Fue precisamente, según nos narra Jesús, don Félix Trejo quien le abrió este mundo.

Por cierto, la Trova suriana es designada por el maestro Peredo como la canción más erudita de América Latina, debido al uso de personajes del mundo clásico grecorromano y a lo elaborado de su lenguaje, tanto en sus letras como en sus sonidos, que reúnen relaciones sesquiálteras.

Fue profesor adjunto de Alberto Salas Rodríguez, pilar de la guitarra mexicana en el siglo XX, con quien se formó en el IRBAC  y le insta a seguir estudiando en el Conservatorio Nacional de Música (1970-71) formándose también en la Escuela Nacional de Música de la UNAM, donde se ha negado a titularse. En 1988 y 1989 residió en Europa, en Mónaco donde vivió de interpretar música de mariachis, en los grupos Portátil FM, Rose Zaragoza, Tercer Trecet. 

Como guitarrista participó en el 1er. Festival Internacional de Guitarra clásica en Cuba, organizado por Leo Brouwer.

Jesús Peredo es un estudioso de la polifonía y la polirritmia de las músicas populares de México. Participó en el documental “Corridos, sones y pasiones”, que obtuvo el 1er lugar en Portugal, la cinta donde es protagonista principal y en el filme “Los jinetes del tiempo”, obtuvo el primer premio en Santiago de Cuba por banda sonora en 2017, que el propio Peredo compuso como música experimental.

Chucho, como le decimos afectuosamente, da conciertos solistas o en ensambles de música con músicos de Guerrero (como el Paganini  de Tierra caliente, don Juan Reynoso†, a quien le preguntó cómo tocaba la música de Tierra caliente y con esa respuesta pudo constatar su manera de arreglar a tres voces el violín, de oído y sin conocimiento de la partitura)  o de Michoacán, como  el maestro Serafín Ibarra, con quien el dueto Virtuosos del son”  (complementado con el maestro Peredo) realiza muy diversos conciertos en la actualidad.

Ha sido y es becario del FONCA, investigador independiente de músicas tradicionales de la Tierra caliente, de la Canción cardenche de Coahuila y Durango. Dirige también la escuela de música Tradiciones.

Desde sus años mozos interpretó rock en un conjunto con Joaquín López Chapman (“El chas”), Daniel Sanford, Paco Anguiano y Humberto Ruiz en la batería, grupo de rock formado en la Secundaria Federal No. 1, y luego música latinoamericana con “Los huachichilas”( con Marcos Deli,  Enrique Torresagatón, Carlos Sandoval).

Escritor e investigador musicólogo, ha realizado con Luz Ma. Robles y Catalina Giménez estudios muy interesantes sobre la Trova suriana, donde la primera escribe sobre qué es el Saludo, parte introductoria o inicial de las canciones para abrir la reunión de los trovadores o jilgueros; la segunda sobre la historiografía y él mismo sobre el análisis musical, para lo cual tuvieron que aprender preceptiva literaria, arte mayor y menor, versificación y retórica.

El maestro Peredo ha contribuido también en labores de formación de Promotores y gestores culturales, tanto en SEP Cultura en los años 80 como en Conaculta en los años 90 y fue coordinador operativo del Instituto de Cultura de Morelos.

Como músico creador el maestro JPF ha compuesto más de treinta canciones originales, entre ellas un “Corrido esdrújulo a Cuernavaca” que es de una gran factura y valor estético.

Destacado educador musical, ha impartido e imparte sus clases tanto localmente como nacional e internacionalmente gracias a las TICs, ha sido coordinador operativo asistente de dirección de una orquesta infantil con participantes de 10 años de edad en promedio (la dirigía Adriana Ávila y el director artístico era Claudio Herrera). Entre sus alumnos se cuentan René Torres, Alonso Huerta (ahora en la Universidad de Estrasburgo), Juan Carlos Zamora hoy doctor en música, Samuel Larson, uno de los principales sonidistas del país. 

Durante el resguardo por Covid 19, el maestro Chucho Peredo ha impartido un curso a través de Facebook, en tiempo real los martes y sábados de 18 a 19 horas sobre la Trova o Bola suriana de Morelos, como parte de sus actividades como becario del FONCA para músicas tradicionales y se imparte con apoyo de la Fundación Rayuela. Se puede acceder gratuitamente a estos programas a través del portal de Facebook del propio Jesús Peredo.

Por: Eduardo Bello Ocampo   opinion@diariodemorelos.com