El MAIC es el único museo que tiene la UAEM y depende directamente de la rectoría.  Está ubicado en la Avenida Morelos 275, en el centro de Cuernavaca, edificio que data del siglo XVI y que refleja la forma de vivienda urbana del siglo XVII; este inmueble fue sede de la UAEM en varias carreras antes de su mudanza a Chamilpa, luego sede de la Preparatoria y por último casa de la ciencia. 

Para el museo de dos plantas se hizo una obra compleja de arquitectura y mantenimiento respetuoso del edificio, que comprendió incluso excavaciones para localizar drenajes antiguos. Gracias a esta intervención no sufrieron daños en el sísmo de 2017.  Los trabajos de restauración y acondicionamiento se hicieron en dos años, a partir de 2013. El museo fue inaugurado el 15 de julio de 2015.            

Nos recibe fraternal y cordialmente el director del museo, Wilfrido Ávila García, maestro en historia del arte y especialista en restauración en Italia y Boston, quien concibe su propio trabajo con agrado, pues le encanta el arte y es coleccionista. Sus estudios los aplica en el MAIC, pues lo que hace es tener un espacio para apoyar a la comunidad con actividades artísticas, civiles como la investidura de caballeros Águila a diversos escritores, cronistas e historiadores, así como el otorgamiento de Doctorados Honoris Causa con las Facultades de Artes, Diseño y Ciencias de la Educación de la UAEM: ya otorgados a don Rodolfor Stavenhagen, Adalberto Ríos Szalay y al director de la Fundación Echazarreta.

 Wilfrido Ávila nos proporciona información fundamental y bien detallada: si consideramos que hay en el país más de 72 etnias, este museo posee y expone obras y materiales solo de 12 etnias: rarámuri, yoreme, yaqui, purépecha, huichol, mazahua, otomí o hñahñu, nahua, mixteca, tzotzil, tzeltal y zapoteca, además de un espacio dedicado a la comunidad cultural de Marta Ortiz y otro más a los pueblos de Morelos.

En el año 2014 se dio la fundación de la colección permanente, la cual pertenece a la fundación Pro-Niño Marginado A.C., y consta de 284 trabajos que fueron exhibidos de manera itinerante en Canadá, Estados Unidos y distintas ciudades de México.

Hoy la Universidad Autónoma del Estado de Morelos es la depositaria para su resguardo, preservación, investigación y exposición.

La condición para ello fue la permanencia del término “indígena” al que se agrega el término “contemporáneo” para expandirse un poco más en sus actividades y exposiciones.

Las 6 salas se dividen por temas: Hombre y naturaleza, dualidad, tiempo, textiles, vida y muerte; ritos, ceremonias y vida cotidiana.

Fue el gobierno estatal del sexenio pasado el que recibió la colección proveniente de grandes maestros y que data de 1976 (fundada en el sexenio de Luis Echeverría). La colección fue albergada por Fomento Cultural Banamex e itineró en Europa, EUA y diversas ciudades mexicanas. Se negocia y tramita la donación de la colección de la Lotería Nacional a la Asociación Pro Niños Marginados, que por sus finalidades necesitaba fondos en metálico, por lo que las obras de la colección son regresadas a la Lotería Nacional, la cual las dona a la UAEM.

Es un objetivo toral para el museo dar posición al arte indígena y a los artesanos. La colección del MAIC se conforma por los objetos de barro, textiles, talabartería y papel picado.

El MAIC posee también una colección de trajes de danzas del estado de Morelos como los de chinelos, que van desde los blanquiazules de Tlayacapan (tal vez el lugar de origen de los chinelos), los de Tepoztlán que son de terciopelo con capa y pendones, así como los de Yautepec, que son los más elaborados con tejidos de lentejuela y chaquira. Hay asimismo trajes de los sayones de Tetela del Volcán, con sus sombreros de papel que se queman al final de la Semana Santa y es preciso referir que el primer viernes de cuaresma peregrinan más de dos mil sayones.

La sala más concurrida y admirada de este museo es la que tiene una gran caja de Olinalá y un jaguar en madera, animal de mucho simbolismo para las etnias de nuestro país.

El MAIC  realiza también  diversas actividades  de promoción cultural como exposiciones de obras artísticas, conferencias y presentaciones de libros.  En estas actividades hay cambios muy continuos. 

Recordamos con mucho agrado la exposición dedicada al artista plástico Víctor Hugo Núñez, con estructuras metálicas que incluían animales y un portón, todas magníficas realizaciones en metal.

Las manifestaciones culturales comprenden también la realización de talleres lúdicos y de ocio que se realizan en aulas ad hoc del propio museo, además de las conferencias, presentaciones de libros, teatro y los coloquios que en él se realizan.

Y aunque estuvo cerrado de septiembre de 2017 a julio de 2018, debido al terremoto, se reabrió o reinauguró el 15 de julio de 2018,  pues las salas fueron remodeladas en 70 por ciento debido a las obras que se perdieron por el sismo.

Este espacio cultural presenta exclusivamente obras maestras únicas, la mayoría de autores conocidos como Tata Tatí, de Atzompa, Mich., con una piña bruñida y policromada. Como museo es autosustentable, pues usa celdas solares y cosecha o recoge el agua de lluvias en su cisterna.

El museo recibe anualmente 9 mil visitantes, ha realizado hasta mediados de octubre de 2019, 124 actividades culturales y exposiciones.

EL MAIC abre de martes a domingo de 9 a 17 horas (cinco de la tarde), cuenta con servicios de guardarropa, wifi, cafetería (y alimentos) y algunas ayudas para discapacitados.

Para saber más véanse: museo.vinculacion@uaem.mx

Tel. (777) 310 5700, 310 570
https://www.mexicoescultura.com/recinto/67292/museo-de-arte-indigena-con... edificio que ocupa actualmente el MAIC fue también Casa de Maternidad a partir de 1891.

Por: Eduardo Bello Ocampo / opinion@diariodemorelos.com