CUERNAVACA, MORELOS.- Sólo de tres a cinco años de prisión podría alcanzar el joven que asesinó a sus padres como condición para ingresar a un grupo delictivo, y que, ayer, junto con su cómplice, quedó vinculado a proceso por los delitos de feminicidio y homicidio calificado.

El fiscal general Uriel Carmona Gándara informó que eso es lo que contempla el marco jurídico, debido a que los dos imputados son menores de edad (17 años).

Indicó que con la aportación de las pruebas que el Ministerio Público presentó ante el Tribunal Unitario de Justicia para Adolescentes (TUJA), el juez de la causa “tuvo por suficiente la acreditación de la probable responsabilidad de los muchachos en la muerte de los papás de uno de ellos”.

Consideró que el caso es muy lamentable porque habla del grado de descomposición social que hay en Morelos, y en especial de la juventud, que hoy día, está inmiscuida en drogas y grupos delictivos.

Carmona Gándara dijo que de las declaraciones de los dos adolescentes no se desprende a qué grupo delictivo supuestamente se querían adherir, o si tenían considerado formar su propia célula delictiva.

Los dictámenes de psicología que se les practiquen arrojarán más datos sobre las causas emocionales que los orillaron a cometer el doble crimen, consideró, al señalar que por el momento y por la edad de los imputados, la Fiscalía está impedida para dar más detalles del asunto.

Subrayó que se trata de un caso muy delicado, pero aislado en Morelos, en el que el hijo es el propio autor del asesinato de sus padres.

Caso anterior

En junio de 2014, Alexandra Leticia Godínez y René Enríquez, fueron asesinados por encargo de su propia hija, también de 17 años, quien pagó 3 mil 500 pesos a Alexis Arellano Gutiérrez y Cristian Aguilar Cedillo.

El crimen ocurrió en el domicilio de las víctimas, en la colonia Unidad Deportiva; los autores materiales y la autora intelectual fueron detenidos por elementos de la Fiscalía y puestos a dispuestos de un juez.

ANTONIETA SÁNCHEZ
antonieta.sanchez@diariodemorelos.com