El Gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo y autoridades de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) encabezaron el inicio de los trabajos para construir la rampa de frenado de emergencia en la carretera Chalco-Cuautla; en el tramo de Atlatlahuacan.
Es respuesta a la petición de habitantes y transportistas que utilizan esta vialidad; la obra ayudará a prevenir accidentes de tránsito que en los últimos años han causado la muerte de varias personas en el tramo Santa Bárbara a Izúcar de Matamoros.

El jefe del Ejecutivo local reconoció el gran trabajo que realizaron de manera conjunta autoridades federales, del Gobierno estatal, del municipio de Atlatlahucan y ejidatarios, quienes por medio del diálogo lograron que hoy la rampa de emergencia sea una realidad.
“Esta obra está enfocada a disminuir el margen de riesgo para quienes transitan este tramo carretero”, señaló Blanco Bravo.
Aseguró que esta acción es en respuesta “a un justo reclamo de la población” que ha esperado varios años a que fuera atendida, y que administraciones pasadas dejaron en el abandono.

Durante la exposición de motivos de la obra, Mauricio Robles Cortés, coordinador de Asesores del la Secretaría de Gobierno, informó que dentro de los convenios de ocupación de la tierra, se establecen proyectos productivos en las parcelas de los ejidatarios, como la perforación del Pozo 2 de Santa Cruz. 
Se resaltó el apoyo de Sedagro y Ceagua.

Por Redacción DDM / local@diariodemorelos.com