compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- Es constitucional retirar de sus funciones a maestros que no aprueben las evaluaciones docentes, la Secretaría de Educación Pública tiene las facultades para hacerlo, de acuerdo con la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).
Esto fue ratificado al analizar el amparo que un grupo de maestros intentaron tramitar al oponerse a la evaluación docente, bajo los argumentos de ser funcionarios públicos y la sanción administrativa le correspondería a la Secretaría de la Función Pública.
Los ministros de la Primera Sala determinaron que al tratarse de un requisito y no de una sanción, la SEP cuenta con facultades plenas para remover del cargo a los maestros que no cumplan las condiciones establecidas en la Ley del Servicio Profesional Docente para permanecer en el puesto.
Después de que reprueben en tres ocasiones la evaluación magisterial, es permitido separar del cargo a los maestros, ya que, dijeron, se trata de una situación que se genera cuando los profesores no cumplen con los requisitos necesarios para garantizar una educación de calidad.
Aunque, dos de los ministros argumentaron que la permanencia en el cargo es una cuestión laboral, por lo que este amparo correspondía a la Segunda Sala de la Corte y no existía razón para que los ministros de la Primera Sala, que resuelven asuntos penales y civiles, se pronunciaran al respecto.
Con esta determinación, los profesores morelenses que no presentaron las etapas de evaluación, estarían en riesgo de perder su puesto de trabajo.

Decisión de la Suprema Corte
Este órgano determinó la validez de la SEP para removerlos del cargo.

Por: Guillermo Tapia /  [email protected]