Al sur de Cuernavaca se erige el gigantesco monumento a la ineficiencia, con costo superior a los $300 millones y beneficio nulo

CUERNAVACA, MORELOS.- Corría el año 2011, cuando el Gobierno de la República, en manos del panista Felipe Calderón, sembraba la semilla del ambicioso proyecto de interconexión carretera denominado Libramiento Norponiente de Cuernavaca, Morelos.

El programa de trabajo de ese año marcaba entre sus estrategias “Modernizar los corredores troncales transversales y longitudinales que comunican a las principales ciudades, puertos, fronteras y centros turísticos del país con carreteras de altas especificaciones”.

Parte de ese Libramiento sería el Puente Apatlaco, en la zona limítrofe de Cuernavaca y Temixco, que hoy a 10 años de que fuera sembrada su semilla es un monumento a la inutilidad, mientras que el proyecto general quedó en el aire.

La sucesión de discursos huecos, pifias y dispendio de recursos públicos se dio desde la etapa de los titulares de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) Juan Francisco Molinar Horcasitas y Dionisio Pérez-Jácome, hasta la errática gestión de Gerardo Ruiz Esparza (qepd).

UNA Y VARIAS DEMORAS

La primera demora que marcaría una ruta de tantas, coronadas con el monumento a la ineficiencia que hoy se erige sin uso, fue cuando se dejó para el año siguiente lo consignado en el programa de trabajo 2011 (https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/67786/Programa_de_trabajo...)

Al inicio del año siguiente, 2012, último de la administración calderonista, se retomó el plan del Puente Apatlaco, con Fidel Luis Giménez Valdés Román como director del Centro SCT encabezando la licitación de la obra, con un contrato por un total de 207.9 millones de pesos con IVA a la “mejor opción”.

Por detalles fueron desechadas propuestas incluso más económicas, pero la “mejor opción” fue pésima en el conjunto de empresas Infraestructura Técnica, S.A. de C.V. (Infratec), Construcciones y Electrificaciones Logísticas, S.A. de C.V., y Mexicana de Presfuerzo, S.A. de C.V. el 15 de febrero de 2012.

El programa de obra comprometía la construcción total del Puente Apatlaco a más tardar el 15 de diciembre de 2012, pero se sumaron incluso problemas como que hasta el “8 de julio de 2014 la SCT no contaba aún con el derecho de vía liberado, ni con los estudios de la manifestación ambiental (solventado)”, según la Auditoría Superior de la Federación.

 

ARRANQUE ÁGIL Y LARGO PARÓN

Aunque el “pool” de empresas inició los trabajos el 21 de febrero de 2012 y llegó a levantar algunas columnas, de nueve contempladas, quedó muy lejos de dar forma a la vialidad de 452 metros, que estaría en su área central a 76 metros del lecho de la barranca.

Los episodios de conflicto social por la no gestión del derecho de vía y demora de pagos al avance de obra, acabaron por paralizar los trabajos del Apatlaco y ahí quedaron durante varios meses los vestigios de concreto como monumentos a la ineficiencia del contrato de obra pública 2-Q-CE-A-505- W-0-2.

El proyecto del Libramiento Norponiente que incluía el Puente Apatlaco y no casualmente representaba interés especial para la desarrolladora de Casas Geo en zona de Residencial Campo Verde y otras áreas inhóspitas de Temixco, quedó frenado y con ello la esperanza del negociazo inmobiliario.

En paralelo, el anhelado despegue definitivo del Aeropuerto de Cuernavaca, que está en los linderos de Temixco y Xochitepec, quedó a nivel de tierra, lejos de ser ágil el tránsito desde la Ciudad de México a la terminal aérea y viceversa.

 

GASTAN Y NO HAY TRABAJOS

A pesar de que los trabajos del Puente Apatlaco quedaron paralizados durante meses y años, el gasto no quedó en ceros, como se consignó en la Auditoría de Cumplimiento de Inversiones Físicas 2018-009100-22-0377-2019, sobre el proyecto general del Libramiento y el Apatlaco:

“… se constató que en las cuentas públicas de 2011 a 2018 y en el tercer informe trimestral de 2019 se reportaron recursos ejercidos (año por año) que suman un total de 485,970.1 (485.9 millones de pesos).

“…sin embargo, se comprobó que a la fecha de la revisión noviembre de 2019 la Secretaría de Comunicaciones y Transportes no había cumplido el objeto de dicho proyecto de inversión (Libramiento Norponiente), en el cual se estableció un periodo de ejecución de 107 meses, de febrero de 2011 a diciembre de 2019.”

De todo lo proyectado, el Puente Apatlaco era lo “más adelantado”, sin embargo estaba lejos de su realización, hasta que a inicios del 2017, en la gestión de Enrique Peña Nieto, se buscó hacer útil lo mucho invertido y poco hecho. No fue así.

En abril del ’17, la constructora Freyssinet México entró al quite para la conclusión del Apatlaco a través de un contrato de 156 millones 204 mil 132 pesos, firmado por el todavía delegado de SCT José Luis Alarcón Ezeta. El compromiso era terminarlo en noviembre del mismo año.

CERCA, SE ABRE SOCAVÓN

En medio del proyecto Apatlaco se presentó la tragedia del “socavón” del Paso Express, en julio de ese año, para lo cual se dio el “bomberazo” de la misma Freyssinet con un contrato de 81 millones 199 mil 734 pesos, para hacer la “Estructura Intermedia” o puente sobre la barranca de Santo Cristo, en zona de Chipiltán.

Pero la terminación del Puente Apatlaco y gazas a través de levantamiento de pilas y colocación de trabes no fue miel sobre hojuelas para la empresa representada por el ingeniero Carlos Alberto Correa Herrejón, el trabajo fue intermitente y postergado.

La falta de pago de las estimaciones de avance de obra, producto de insuficiencia presupuestaria, a saber, hicieron que los trabajos se llevaran hasta prácticamente los últimos días del sexenio de Enrique Peña Nieto, ya con Armando Castañeda como delegado de la SCT.

Quedó atrás el episodio de marzo, cuando se dobló una gigantesca columna de varillas y causó lesiones a tres trabajadores, y a finales de 2019 se reactivó el sueño de tránsito de y hacia el lomerío de Temixco, sus colonias y el aeropuerto, pero…

Hoy, a 10 años de su génesis, el Apatlaco sigue inútil con los bien ganados motes de “Puente Nini” y “Puente Sin Fin” y habiéndose gastado en estimaciones conservadoras, más de 300 millones de pesos. 

Padres del ‘Puente Nini’

El Puente Apatlaco ha visto desfilar a varios funcionarios federales en una década.

PRESIDENTES

Felipe de Jesús Calderón Hinojosa

Enrique Peña Nieto

 

SECRETARIOS DE SCT

Dionisio Pérez-Jácome Friscione

Gerardo Ruiz Esparza (qepd).

Javier Jiménez Espriú.

 

DELEGADOS SCT MORELOS

Fidel Luis Giménez Valdés Román

Carlos Mateo Aguirre Rivero

José Luis Alarcón Ezeta

Héctor Armando Castañeda Molina

 

Libramiento Norponiente

El Puente Apatlaco fue parte del ambicioso proyecto Libramiento Norponiente, que sin más ha costado cientos de millones.

Nadie puede usarlo. Hace una década surgió el proyecto federal  que conectaría la Autopista Cuernavaca-Acapulco con el aeropuerto morelense y caserío nuevo de Temixco.

Marzo 2018. Una de varias contrariedades en el ‘Puente Nini’ fue la pérdida de vertical de una columna de varllas para soporte de la vialidad elevada, provocando lesiones a tres trabajadores.

 

900 a 1000 mdp se necesitan para construir una vialidad extra que haga útil el Puente Apatlaco, dijo en febrero de 2020 el entonces secretario de Obras de Morelos, Fidel Giménez Valdés.

Petición ciudadana en Change.org 

En 2020, el ciudadano Abraham García lanzó una petición al titular de la SCT para que construyera una vialidad extra que hiciera útil al puente, a través de la plataforma CHANGE.ORG

Auditoría los exhibe

La ASF detectó el gasto de $485.9 millones de 2011 a 2018 para el Libramiento Norponiente, pero ello no generó beneficio alguno.

Nadie puede usarlo. Hace una década surgió el proyecto federal  que conectaría la Autopista Cuernavaca-Acapulco con el aeropuerto morelense y caserío nuevo de Temixco.

Por: JORGE ONTIVEROS A. / jorge.ontiveros@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado