El bitcoin es una criptomoneda, una moneda virtual que permite la compraventa de productos y servicios a nivel global sin intermediarios y sin ningún banco o gobierno que las controle. Aunque hay otras criptomonedas, como ethereum, tether, cardano; bitcoin es la más popular.

Producir criptomonedas tiene un gasto energético enorme, en marzo de 2021 el consumo de energía mundial de la red Bitcoin se estimó en 149 teravatios-hora (TWh). La dependencia energética para producir monedas afecta directamente al medio ambiente y al ecosistema eléctrico tradicional; la alta complejidad que genera producirlos, deriva en la necesidad de una gran cantidad de electricidad con varios problemas asociados.

Cada vez más personas y empresas utilizan este tipo de moneda digital, como Elon Musk, el multimillonario dueño de Tesla, quien invirtió cantidades considerables en Bitcoin para permitir a los clientes comprar sus vehículos utilizando esta criptomoneda.

Pero recientemente Tesla, la compañía de coches se echó para atrás. Un tuit de Elon Musk dio a conocer que el minado implica un proceso que requiere grandes cantidades de energía y, por consecuencia, un impacto medioambiental desmedido.

En tiempos en los que la humanidad se enfrenta a una crisis climática inminente, Musk señala que las criptomonedas son “una buena idea en muchos niveles y creemos que tienen un futuro prometedor, pero esto no puede implicar un gran costo para el medio ambiente”.

Los procesos necesarios para validar y procesar las transacciones de las criptomonedas requieren gran cantidad de equipos informáticos, conocidas como granjas de minado, y por tanto un enorme consumo de energía. De aquí surge la preocupación por su impacto ambiental.

De acuerdo con un estudio publicado en Nature Communications a principios de abril, las emisiones de carbono por el minado de bitcoin en China alcanzarían un pico máximo en 2024, con 130 millones de toneladas métricas de carbono. Esto excede las emisiones de gases de efecto invernadero de países enteros, como Italia o República Checa.

Si bien es difícil determinar la combinación de energía que impulsa a bitcoin, algunos en la industria de la criptografía dicen que los mineros están incentivados a usar energías renovables.

 

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado