compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servitur), Alejandro Uribe García, informó que en el 2015, el sector comercial que representa registró pérdidas en sus ventas derivado del ambulantaje que ha crecido en los últimos años en el Centro Histórico de Cuernavaca.
Dijo que en la última sesión de los consejeros e integrantes de la Cámara se realizó un análisis de la situación por la que pasa el sector, en donde se observó una disminución de comercialización y desarrollo de los negocios hasta en un 20 por ciento, en comparación con otros años.
Por lo anterior, coincidieron en pedir al Ayuntamiento de Cuernavaca intervenga con el comercio informal y aplique un programa de regularización de los negocios que están fuera de la legalidad, que afectan año con año al sector establecido de la ciudad.
Dijo que según los datos con los que cuenta la Cámara empresarial es que, el ambulantaje, el año pasado creció hasta un 50 por ciento a comparación de los años anteriores, y esto es uno de los principales motivos por el que la Canaco-Servytur y sus afiliados se vean afectados.
Alejandro Uribe reconoció que hay preocupación entre los afiliados y representantes de la Cámara, debido a que en los últimos años el comercio informal ha tenido un crecimiento mayor a los establecidos.
Señaló que aunque no es un número alarmante para algunos, para los negocios y el sector sí lo es, “estamos enfrentando una situación preocupante que debe la autoridad tomar cartas en el asunto para no seguir afectando a los establecidos”, dijo.
El presidente de la Canaco-Servytur adelantó que enviarán un documento para que se atienda la demanda de los miles de comerciantes establecidos que están preocupados por el crecimiento del comercio informal.
Exigió que el Ayuntamiento cumpla con su obligación de regular y reorganizar el comercio del primer cuadro de la ciudad, “no podemos seguir con un desorden que a su vez genera inseguridad y mala imagen”, concluyó. 

Negocios. Los comerciantes establecidos aseguran que cada año el comercio informal va aumentando en la capital morelense.

Daños colaterales
Inseguridad y mala imagen son dos consecuencias de la proliferación de puestos ambulantes en el primer cuadro, aseguran empresarios.

 

Por:  CARLOS SOBERANES / [email protected]