compartir en:
Embed video: 

El baterista de Iron Maiden, Nicko McBrain, pasó un incomodo momento cuando se encontraba en los alrededores del hotel donde se hospedaba la banda. Este incidente ocurrió horas antes de su presentación en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México (el jueves, 3 de marzo).

Nicko McBrain quiso relajarse antes de la presentación de la banda, por lo que decidió bajar de la habitación del hotel en el que se hospedaba para leer un poco. En su camino, se encontró con algunos de sus fans que lo esperaban para tomarse una foto.

Tras complacer a sus fans, una chica lo jaloneó para pedirle un autógrafo, situación que lo hizo enojar, pidiéndole a la fan que “lo dejara tranquilo”.

Un poco molesto por la situación, Nicko intentó regresar a su habitación, pero en lugar de tomar el elevador, decidió tomar las escaleras eléctricas. A su camino, se encontró con tres elementos de seguridad del hotel que le impidieron el paso, ya que pensaron que se trataba de un vagabundo.

“¡No me jodan! Me están preguntando que quién soy yo, qué quiero, a quién busco, como si fuera un delincuente. ¡Soy un hombre mayor, yo sé bien lo que quiero! ¡Me quejaré!”, aseguró Nicko McBrain al medio.

Después del pequeño incidente, Iron Maiden complació a sus fans mexicanos con un explosivo concierto en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México. La banda británica, liderada por el vocalista Bruce Dickinson y Steve Harris, tocó un poco más de una hora y media frente a miles de personas, luego de que las agrupaciones The Raven Age y Anthrax calentaran los ánimos del público.