Un hombre estadunidense que era perseguido por conducir ebrio ‘ayudó’ a la policía en su propia captura.

Isaac Bonsu, de 30 años, bajó intempestivamente de su vehículo en marcha para tratar de escapar de los agentes, pero su auto terminó por atropellarlo, resultando en su detención, informó la cadena NBC.

Tras ser arrollado, el hombre se reincorporó y trató de continuar con su fuga, pero ya era demasiado tarde.

Los agentes le dieron alcance y le colocaron las esposas.

Bosnu ahora enfrenta varios cargos, además del de conducir ebrio, como posesión de mariguana, un delito de colisión y huida, conducir con una licencia revocada y llevar cubiertos los espejos laterales del coche.

La persecución ocurrió el pasado fin de semana en una carretera de la localidad de Hybla Valley, en el condado de Fairfax, Virginia.