Como cada año, familias del poblado de Acapantzingo comenzaron con su fiesta patronal en honor al arcángel Miguel, conocido por su papel de guerrero espiritual.

Habitantes de esta comunidad ubicada en la capital, y visitantes de otras iglesias y estados del país, iniciaron sus actividades para festejar al santo patrono, previo a la celebración del 29 de septiembre.

Como cada año, vecinos del pueblo, habitantes de Cuernavaca, visitantes de otros puntos del país y turistas, acudieron a la celebración católica. Por muchos años, este poblado de Acapantzingo es considerado como uno de los más importantes barrios de la ciudad.

En esta fiesta, se comparte el pan y la sal, celebran con la fiesta del chinelo, cohetes, peregrinaciones en donde personas de todas las edades participan como cada año en esta tradicional festividad.

Después de las 14 horas, los vecinos e invitados a la fiesta, partieron desde la iglesia de San Miguel Arcángel ubicada en la antigua finca “El Olindo”, para caminar por las calles principales del poblados, con la creencia de ahuyentar al demonio.

Esta festividad se caracteriza por los muñecos elaborados de cartonería por los propios habitantes, que por muchas generaciones se han encargado de esta festividad llena de colores, sabores y familiar.

Fotos Galería: