compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- “No más hambre” es la nueva meta de cuatro asociaciones sin fines de lucro, quienes luchan por ayudar a ciertos sectores de la sociedad.

Después de llevar café y pan a los hospitales de Cuernavaca y Emiliano Zapata y donar cobijas y ropa en Ocuituco, su nuevo propósito es llevar despensas a la periferia de Ciudad Ayala, en donde cientos de personas pasan hambre día con día, “conozco la necesidad de la comunidad, son migrantes agrícolas de Guerrero, mixtecas y tlapanecas, principalmente, las condiciones en las que se encuentran no son las mejores,”, afirmó Ángel León, colaborador de IOSEDER. 

Esta colecta, denominada inició en enero, y la entrega será el domingo 14, por parte de las organizaciones FIMA Agentes de Cambio, IOSEDER, Acapantzingo de Corazón y Súmate, que continúan llevando ayuda a estos sectores vulnerables. 

“El propósito de Súmate y de todos los que colaboramos con este tipo de causas además de acercar un poco de alimento es conocer cuáles son las necesidades y problemáticas que más afectan al desarrollo de estas comunidades, así podremos trabajar y sumar esfuerzos para que a través de programas de desarrollo social , tengan acceso a una alimentación digna”, comentó Marco Gris, fundador de Súmate. 

“No sólo se trata de regalar comida a los más vulnerables , en Súmate tenemos que ir más allá y daremos seguimiento, ofreciendo talleres mediante los cuales la gente se apoye y aprenda a desarrollar alguna actividad u oficio”, añadió.

Para quien desee apoyar, se puede comunicar a los teléfonos, 2171156 o 2896903, para donar algún producto de canasta básica en beneficio de la comunidad de Rancho El Pañuelo, en Ciudad Ayala.