Don Seferino Beltrán Teodoro, lo comenzó todo vendiendo mariscos, los cuales llevaba en un bote y los ofrecía caminando por las calles de colonia Bugambilias, en el municipio de Jiutepec; recuerda don Sefe, que se tenía que levantar muy temprano a comprar la mercancía en el Mercado ALM, costumbre que al día de hoy sigue repitiendo, pero ahora lo acompañan sus hijos, Hugo y Raúl, quienes por cierto, continúan con el legado del negocio, pero ellos ya están establecidos en un local en la misma colonia Bugambilias.

Recuerda don Seferino que fueron momentos duros al principio, pero que con paciencia logro irse acoplando a su nueva forma de ganarse la vida y pronto se vio manejando una bicicleta con estante, dónde ponía sus productos, y fue así como se auto empleo y gracias a ello logro sacar adelante a sus cinco hijos, los cuales, todos tienen carrera gracias a la Marisquería ‘Coctel la Banqueta’.

Evolucionaron

“Hoy vendemos bien y a la gente le gustan mucho los mariscos; tenemos ya nuestros clientes y vienen seguido a consumirlos ya sea con mis hijos en el local, el cual se abre toda la semana, menos el miércoles, o también cuando me ven en mi bicicleta, me compran a mí; vendemos ricas ordenes de tres quesadillas de ceviche con camarón o calamar o también las clásicas campechanas, siempre acompañadas de aguacate y salsa valentina, cátsup y limón; también ofrecemos coctelería, tostadas, caldo de camarón y mojarras fritas entre otros. 

Hugo y Raúl Beltrán, hijos de don Seferino, siguen con el negocio, ellos son universitarios y gracias a ‘Coctel La Banqueta’ han logrado sufragar los gastos de sus estudios; Hugo comenta, “aquí en el local vamos a cumplir tres años establecidos y seguimos el negocio de mi papá, a la gente le gusta el sazón que se le da al ceviche preparado estilo Iguala, siempre por lo general acompañado con una riquísima salsa bruja, elaborada a base hierbas de olor que le da el toque mágico a nuestra cocteleria”; agregó, “también, mi mamá prepara una salsa secreta de chile habanero, muy sabrosa y que piden mucho; gracias a ello en muchas ocasiones la gente nos felicita y regresa. Aquí viene mucho con sus familias pues damos precios muy accesibles a nuestra clientela”