Es común encontrarnos con niños que no disfrutan de las matemáticas. Muchas personas —incluso adultas— piensan en ellas como aburridas o demasiado complejas. Sin embargo, esto es consecuencia de la manera en que se suele enseñar en la mayoría de las escuelas.

Para conectar con esta importante asignatura, lo mejor es despertar el sentido de curiosidad y asombro. Uno de los modos en los que podemos abrir la mente infantil hacia la matemática, es presentando el concepto del infinito.

Si bien es una idea sumamente compleja —para todas las edades—, logra despertar interés rápidamente. Por ello, presentamos a continuación algunas claves para comprender y explicar el concepto del infinito a los niños.

Claves para explicar el concepto de infinito a los niños

Ampliar

La educación estandarizada puede volver aburrido muchos conceptos, temas y asignaturas. Por ello es importante como adultos, presentar a los más pequeños ideas que alimenten su curiosidad.

Explicar la idea de infinito a los niños añade una dimensión filosófica a las matemáticas, cuya enseñanza suele ser muy rígida en los salones. Resalta el hecho de que la matemática se encuentra en todas partes, y que sus aplicaciones no tienen límites.

Sin final

El infinito no posee final, nombra o representa a aquello que no termina jamás. Es sumamente complejo imaginarnos algo que no tiene un fin, por ello, algunos ejemplos prácticos pueden ayudar.

Una buena idea es dibujar en una hoja dos rectas paralelas, explicando que no importa cuánto las extendamos y sigamos dibujando, jamás se tocarán. Si bien en principio parece una idea simple, en realidad envuelve nociones muy avanzadas.

No aumenta

El infinito no es algo que crece o se amplía, sino que no tiene ni tendrá jamás un final. Podemos utilizar los números naturales, para contar y explicar que aunque pensemos en un número “muy grande”, siempre podremos sumarle uno más.

No importa si no sabemos cuál es el nombre de ese número —o incluso si todavía no ha sido nombrado—, siempre es posible sumar uno más a cualquiera, porque jamás se acaban.

No es un número real

El infinito no puede medirse, ni representa un número real: es un concepto abstracto. Aunque en matemáticas muchas veces se emplea como un número, no puede incluirse en los conjuntos numéricos porque se comporta de forma totalmente diferente.

Para comprender mejor estas nociones, es bueno acudir a páginas especializadas. Un buen ejemplo es Tutorela, un sitio web dedicado a la enseñanza interactiva. Los videos explicativos son útiles para alentar a los niños a seguir investigando.

Explicaciones gráficas

Además de las que mencionamos anteriormente, otra forma de ilustrar a los más pequeños la idea de algo que no termina, es con un simple experimento de dos espejos.

Debemos colocar dos espejos enfrentados entre sí, e invitar a los niños a observar cómo reflejan una y otra vez la misma imágen. Estas imágenes que se multiplican y empequeñecen, ayudan a imaginar algo que se repite de forma interminable.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado