La PROFEPA clausuró de manera  total temporal un Centro de Almacenamiento de Productos Forestales en el municipio de Cuernavaca, Morelos, debido a que no cuenta con el aviso de funcionamiento emitido por la SEMARNAT.

 El responsable de estos hechos, podrían alcanzar multas que van de 40 a 1,000 Unidades de Medida de Actualización.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) clausuró de manera  total temporal un Centro de Almacenamiento de Productos Forestales en el municipio de Cuernavaca, Morelos, debido a que no cuenta con el aviso de funcionamiento emitido por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

Personal de la Delegación Federal de la PROFEPA en la entidad llevó a cabo visita de inspección al citado lugar, donde se revisó el inventario físico de la madera aserrada y almacenada, de la cual acreditó su legal procedencia con los reembarques forestales correspondientes; sin embargo, al hacer  la revisión documental, no pudo presentar su aviso de funcionamiento.

Por lo anterior, se determinó como medida precautoria la Clausura Total Temporal del Centro de Almacenamiento y el aseguramiento precautorio de la maquinaria de aserrío de productos forestales, constituida por una sierra cinta, un canteador, una sierra circular de banco, dos sierras radiales y un trompo.

Lo anterior se llevó a cabo con fundamento en el Artículo 163, Fracción XII, de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable (LGDFS), que establece que todo centro de almacenamiento debe contar con aviso de funcionamiento ante la SEMARNAT.

El responsable de estos hechos, podrían alcanzar multas que van de 40 a 1,000 Unidades de Medida de Actualización, de conformidad con el Artículo 165 de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable.

Con acciones como ésta, la PROFEPA reafirma su compromiso por verificar el correcto funcionamiento de madererías y carpinterías en la entidad y por combatir el tráfico ilegal de madera.